0 C
Asunción, py
2 agosto, 2018
  • Home
  • Mundo
  • Irán trata de limitar el papel de Moqtada Sadr, que lidera elecciones de Irak
Mundo

Irán trata de limitar el papel de Moqtada Sadr, que lidera elecciones de Irak

Un afiche rpresentando al dirigente chiita Moqtada al-Sadr (I) y el miembro del clérigo chiita Mohammed Baqer Al Sadr, en la ciudad de Sadr, el 14 de mayo de 2018. ©AFP

Bagdad (AFP) – Las tratativas políticas continuaban este miércoles en Irak, donde el vecino Irán trata de reforzar su influencia limitando el futuro papel de Moqtada Sadr, el vencedor de las elecciones legislativas que recientemente se acercó a Arabia Saudita, enemiga feroz de Teherán.

Moqtada Sadr está lejos de poder garantizar un gobierno para Irak durante los próximos cuatro años, aún con su alianza sin precedentes entre los clérigos chiitas y los comunistas (La Marcha por la Reforma).

“Matemática, legal y constitucionalmente, es posible” formar una coalición que gobierne sin él, afirmó Fanar Hadad, especialista en Irak en la universidad de Singapur.Aunque “es políticamente difícil”, admitió.

No obstante, este es el plan por el cual Irán envió a Bagdad al influyente general Ghasem Suleimani, quien regularmente interviene en asuntos políticos y militares iraquíes, pero siempre en la más estricta reserva.

Desde el lunes se ha reunido con las diferentes fuerzas políticas, indicaron a la AFP varios responsables.Ante ellos, vetó cualquier alianza con Moqtada Sadr, quien salió de una línea de dignatarios religiosos, opositores respetados, que regularmente provocan a Irán defendiendo la independencia política de Irak.

La última bravuconada del exlíder de la milicia que se convirtió en el mensajero de la lucha contra la corrupción, fue su visita al gran rival regional de Irán, Arabia Saudita sunita.

– ¿Gobierno de consenso?-

El lunes por la noche, el general Suleimani encargó a los partidos chiitas conservadores que reúnan pequeñas formaciones para armar un bloque parlamentario lo suficientemente amplio como para obtener el puesto de primer ministro, dijo un participante en estas reuniones a la AFP.

El líder de una unidad de élite de la Guardia Revolucionaria de Irán se reunió con el primer ministro saliente Haider Al Abadi, su predecesor Nuri Al Maliki y Hadi Al Ameri, jefe de la lista de la Alianza de la Conquista, entre otros.

También prohibió toda alianza con el movimiento Hikma, del chiita Ammar Al Hakim, el vicepresidente sunita Osama al Nuyaifi y el Partido Democrático del Kurdistán (PDK, de Masud Barzani).

El mensaje parece haber sido entendido.El portavoz de la oficina de Maliki, Hicham Al Rukabi, indicó a la AFP que el ex primer ministro está en conversaciones “con fuerzas importantes, especialmente la Alianza de la Conquista, partidos sunitas, chiitas y kurdos”.

Moqtada Sadr, que tendió la mano a varias fuerzas, ya descartó una alianza con los exmiembros del Hashd y Maliki.

Frente a esta postura, “Irán ejercerá presiones para asegurar que estas dos fuerzas estén en la mesa de negociaciones”, aseguró Hadad, y eso podría traducirse en “un nuevo gobierno de consenso que incluya a todas las partes y sin oposición formal al Parlamento”.

– El juego de las alianzas  –

Este formato siempre ha prevalecido desde las primeras elecciones multipartidarias de 2005 en un país donde, para evitar cualquier retorno a la dictadura después de la caída de Sadam Husein, el complejo sistema político ha sido calibrado para subdividir al Parlamento.

Cada elección parlamentaria es seguida de largas tratativas para formar una mayoría gubernamental y en 2010, la lista del laico Iyad Allawi, quien fue primero y que rechazó Teherán, fue descartada en el el juego de las alianzas.

Moqtada Sadr ya rechazó en un nuevo mensaje en Twitter un gobierno de alianzas que calificó como “una mezcla de botica”, abogando más bien por un “gobierno de tecnócratas”.

El diario laico Al Mada, indicó este miércoles, citando fuentes “cercanas a Moqtada Sadr”, que el influyente líder chiita no pretendía hacer del nombramiento del primer ministro un requisito ‘sine qua non’, pero dejó claro que es él quien tiene la llave para la formación del gobierno.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Jim Mattis, dijo el martes que respetaba el resultado de las elecciones iraquíes, a pesar del éxito sorpresivo de Moqtada Sadr, quien luchó contra las tropas estadounidenses durante la guerra de Irak. 

Relacionados

Mattis llega a Pekín para hablar de Corea del Norte y de las tensiones militares

Un filósofo de 101 años abandera las protestas en Rumanía

La justicia de Madagascar anula una parte de las leyes electorales que desataron protestas (oficial)

Deja un comentario