0 C
Asunción, py
30 septiembre, 2018
Latinoamérica

Guatemala vigila nuevas explosiones de volcán de Fuego

Tras la erupción el 3 de junio, las autoridades no descartan el inicio de una nueva fase eruptiva en el volcán de Fuego. ©AFP

Ciudad de Guatemala (AFP) – Guatemala mantiene una estrecha vigilancia sobre el volcán de Fuego ante nuevas explosiones, luego de la erupción del 3 de junio con saldo de 113 muertos y 329 desaparecidos.

“No se descarta la posibilidad que durante las próximas horas o días, se inicie una nueva fase eruptiva” del volcán, ubicado 35 km al suroeste de Ciudad de Guatemala, dijo este miércoles David de León, portavoz de la Coordinadora para la Reducción de Desastres (Conred).

“Se mantienen monitoreos constantes en esta zona volcánica a través de la Unidad de Prevención de Volcanes, principalmente por las constantes avalanchas que se originan en el contorno del cráter” y por la caída de ceniza en varios poblados cercanos al coloso de 3.763 metros de altura, agregó el vocero.

Según un reciente estudio del Instituto de Vulcanología de Guatemala, al menos 8 poblados del departamento de Yepocapa, cercano al volcán, se encuentran en zona de riesgo por la “amenaza alta” de flujos piroclásticos.

Guatemala todavía no se ha recuperado de la tragedia que provocó el volcán hace más de un mes, luego de que una potente erupción generara una avalancha de flujos piroclásticos (una mezcla de rocas, gases y ceniza) que sepultó la comunidad San Miguel Los Lotes, en la sureña ciudad de Escuintla.

Pese a que terminó la búsqueda oficial de los 329 desaparecidos en la catástrofe de junio, algunos vecinos siguen ingresando a la zona devastada en busca de sus familiares.

En los últimos días, vecinos y voluntarios han encontrado varios restos humanos, que son analizados por la autoridad forense para determinar si se trata de nuevas víctimas.Paralelamente, la fiscalía investiga si hubo negligencia estatal por no haber evacuado a los pobladores a tiempo. 

Mientras, 3.587 personas de San Miguel Los Lotes y otras aldeas vecinas siguen resguardadas en albergues ante la inestabilidad del volcán y el riesgo de nuevos deslaves en el área.

El gobierno inició un programa de viviendas temporales en una finca estatal en Escuintla, donde luego se construirán unas mil casas definitivas.

Relacionados

Obispo deja Consejo sobre abusos sexuales en nuevo golpe a Iglesia chilena

Dominicana rechaza posibilidad de intervención militar en Venezuela

Congreso chileno a un paso de aprobar ley de identidad de género

Deja un comentario