31 C
Asuncion
15 julio, 2018
Latinoamérica

Legisladores de EEUU condenan a Ortega por represión de opositores

La legisladora republicana Ileana Ros-Lehtinen, en esta foto en Miami en enero de 2017, patrocinó una resolución de condena a la violenta represión de las protestas opositoras por parte del gobierno de Daniel Ortega en Nicaragua.. ©AFP

Washington (AFP) – Legisladores de Estados Unidos aprobaron el jueves una resolución bipartidista condenando la violenta represión del gobierno de Daniel Ortega en Nicaragua contra manifestantes opositores, que deja más de 260 muertos en casi tres meses de protestas.

El texto, adoptado por unanimidad por el subcomité de asuntos del hemisferio occidental de la Cámara de Representantes, debe ser considerado ahora por el comité de Relaciones Exteriores y eventualmente pasará al pleno de la cámara baja.

“Esta resolución condena la violencia del régimen de Ortega, apoya al pueblo nicaragüense en su búsqueda de la democracia y pide más sanciones de Estados Unidos”, dijo el presidente del subcomité, el republicano Paul Cook, tras la votación.

Washington sancionó la semana pasada a tres funcionarios nicaragüenses cercanos a Ortega acogiéndose a la Ley Magnitsky, que permite a Estados Unidos castigar a quienes hayan cometido abusos de derechos humanos o actos de corrupción en otros países.

Cook, que impulsó la resolución patrocinada por la republicana Ileana Ros-Lehtinen, presidente emérita del Comité de Relaciones Exteriores, también llamó a Estados Unidos a promover una salida “pacífica” a la crisis, junto a socios Organización de Estados Americanos (OEA), la Unión Europea, Canadá y el Grupo de Lima, el bloque de países opositores al gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela.

La resolución H.RES.981, publicada en el sitio web del subcomité, respalda al pueblo nicargüense en su llamado a elecciones “libres y justas” bajo observación internacional.

Las protestas en Nicaragua se iniciaron el 18 de abril contra una reforma del seguro social, pero derivaron en la exigencia de la partida de Ortega, que dirige el país desde el 2007 tras sucesivas reelecciones, amañadas según la oposición.

La votación de la resolución fue precedida por una audiencia titulada “Crisis nicaragüense: los próximos pasos para avanzar en la democracia”, en la que testificaron el embajador de Estados Unidos ante la OEA, Carlos Trujillo; Michael Kozak, asesor en el Departamento de Estado, y Barbara Feinstein, de la agencia estadounidense para el desarrollo internacional USAID.

Trujillo se pronunció a favor del diálogo entre gobierno y oposición si éste sirve para propiciar elecciones “libres y transparentes”, en tanto Kozak comparó a Ortega con el mismo dictador Anastasio Somoza que el hoy mandatario nicaragüense luchó para derrocar durante la revolución sandinista.

Ros-Lehtinen, que expresó su apoyo a la marcha opositora de este jueves en Managua, fue especialmente dura con Ortega y su esposa y actual vicepresidenta, Rosario Murillo.”Él es malo y ella es una gran socia en el terror.Ella es malvada”, dijo.

En la audiencia, además de ser responsabilizados por los abusos contra los derechos humanos de la población, Ortega y Murillo fueron acusados de enriquecimiento ilícito, corrupción y vínculos con Venezuela, Cuba y Rusia para dotarse de armas y recursos en detrimento de los nicaragüenses.

Relacionados

Rescatan comitiva de Macri varada en una montaña por aterrizaje de emergencia

En Nicaragua las autoridades usan grupos paramilitares contra las protestas, dice AI

Venezuela espera que liberación de preso estadounidense promueva diálogo con EEUU

Deja un comentario