0 C
Asunción, py
1 agosto, 2018
Ciencia y tecnología

Los jóvenes con “smartphone”, una pesadilla para los políticos paquistaníes

Unas jóvenes paquistaníes usando un teléfono en un campus de Islamabad, el 12 de julio de 2018. ©AFP

Islamabad (AFP) – Una multitud de jóvenes paquistaníes, armados con sus teléfonos inteligentes, rodean el vehículo de un político y empiezan a retransmitir en vivo algo extraordinario: votantes enojados que le preguntan a sus representantes electos qué hicieron por ellos en los últimos años.

Unos 46 millones de personas de menos de 35 años están registrados para votar en las elecciones nacionales de 25 de julio, muchos de ellos duchos usuarios de redes sociales que desafían a los más poderosos.

En uno de esos videos se ve al influyente político, terrateniente y jefe tribal Sikandar Hayat Khan Bosan en su automóvil en la ciudad de Multan (centro) rodeado de jóvenes que corean “ladrón”.

“¿Dónde estaba usted los últimos cinco años?”, preguntan a Bosan mientras se quejan del mal estado de las carreteras en la zona.

Responsabilizar de esta forma, en público, a los políticos paquistaníes es algo prácticamente inédito, especialmente en las zonas rurales en las que se filmaron muchos de esos videos.

Allí se ha elegido durante décadas a hacendados feudales, ancianos locales y líderes religiosos sin oposición alguna. 

Apodados los “elegibles”, estos políticos controlan grandes grupos de electores y muchos son cortejados por los partidos políticos, para los que ganarse su lealtad es obtener un pasaporte hacia el poder.

Vídeos como el de Bosan se volvieron virales en las semanas previas a los comicios en este país de 207 millones de habitantes, de los que una cuarta parte cuentan con red 3G o 4G, según la Autoridad Paquistaní de Telecomunicaciones.

También se han hecho un hueco en televisión, para llegar a las audiencias sin acceso a las redes sociales.

Los analistas observan de cerca si este infrecuente fenómeno influye en la forma en la que los grandes partidos políticos se han apoyado tradicionalmente en los políticos rurales y en sus grandes grupos de electores.

– Ser “parte del proceso” –

La popularidad de los videos da cuenta del resentimiento acumulado contra los políticos corruptos entre los jóvenes paquistaníes, según Sarwar Bari, analista a la organización Free and Fair Election Network.

Los jóvenes paquistaníes, tradicionalmente apáticos, aparecieron como fuerza política por primera vez en las elecciones de 2013, cuando una generación que había crecido idolatrando al jugador de críquet reconvertido en político Imran Khan votó en masa por su partido, el Pakistan Tehreek-e-Insaf (PTI).

Los menores de 35 años representan una enorme proporción de los 106 millones de votantes registrados para las elecciones de este año.

La Asia Foundation apuntaba en un reciente informe que muchos jóvenes están cada vez más implicados en el proceso democrático, sobre todo a través de las redes sociales.

En ese contexto y en medio de los temores sobre un amaño electoral, el impacto de esos videos virales podría ser significativo, según analistas.

“Las redes sociales se presentan como una herramienta de refuerzo de la democracia”, señala Shahzad Ahmed, director de Bytes for All, un grupo de derechos digitales.

Bari considera que si la mitad de los jóvenes electores que vieron y compartieron dichos videos acuden a las urnas, eso “reforzará la confianza de la gente en el sistema democrático”.

El acceso de los jóvenes a las redes sociales está ayudando a crear una forma más democrática y participativa de gobierno, argumenta Maham Khan, de 21 años, estudiante de relaciones internacionales en la Universidad Quaid-i-Azam de Islamabad.

“Los jóvenes están usando las redes sociales como en Egipto, para provocar una lenta revolución social”, dice en referencia a las protestas de 2011 en El Cairo, que provocaron la caída del presidente Hosni Mubarak.

No obstante, es difícil predecir por quién votarán, dadas las enormes diferencias socioeconómicas, religiosas e ideológicas de este grupo social, al que lo unen si acaso sus demandas relativas al trabajo y la educación.

Los sondeos siguen mostrando un apoyo de los jóvenes al PTI de Khan, aunque el brillo del exdeportista puede haberse desvanecido como consecuencia de un video viral en el que se ve cómo sus ayudantes se lo llevan rápidamente mientras una multitud lo desafía en Karachi.

Muchos de los estudiantes con los que habló la AFP expresaron su deseo de cambio, tras décadas de dinastías corruptas, y Khan representa la mejor oportunidad de que eso ocurra.

“Yo votaré por primera vez […] Estoy muy emocionado y quiero ser parte de este proceso con el cambio que puede aportar mi voto”, dijo a la AFP Rafey Khan Jaboon, de 23 años.

Relacionados

Altermundialistas denuncian evasión fiscal en tiendas de Apple en Francia

Comisaria europea: “Vivimos en una especie de selva” para la protección de datos

Sudáfrica inaugura primer elemento de radiotelescopio gigante

Deja un comentario