0 C
Asunción, py
10 octubre, 2018
Ciencia y tecnología

Bacterias en hospitales son cada vez más resistentes a los desinfectantes

Jabones antibacteriales en una tienda de Miami. Los investigadores han notado un aumento de las infecciones por bacterias resistentes a las lociones y geles con desinfectantes a base de alcohol. ©AFP

Tampa (Estados Unidos) (AFP) – Algunas superbacterias de los hospitales están haciéndose cada vez más resistentes a los desinfectantes a base de alcohol que se encuentran en los productos de lavados de manos, lo que permite que las infecciones aumenten, señaló un estudio australiano este miércoles.

Las lociones y geles que contienen desinfectantes a base de alcohol isopropílico y etílico son ampliamente utilizados en el mundo, y han disminuido drásticamente un tipo de bacteria llamada Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (SARM).

Pero los investigadores han notado un aumento de otro tipo de bacteria que vive en el intestino, llamada Enterococcus faecium y que puede transmitirse a través de catéteres, ventiladores o vías centrales en un entorno de atención médica.

“Las infecciones de E. faecium resistentes a los medicamentos han aumentado a pesar del uso de desinfectantes con alcohol, y actualmente representan una de las principales causas de infecciones adquiridas en los hospitales”, dijo el informe en la revista Science Translational Medicine.

Los enterococos representan aproximadamente uno de cada 10 casos de infecciones bacterianas en el mundo, y son la cuarta y la quinta causa de sepsis en América del Norte y Europa, respectivamente, según la información de respaldo del artículo. 

Se cree que el E. faecium en particular causa un tercio de las infecciones por enterococos en Australia, el 90% de las cuales son resistentes al antibiótico ampicilina y de las cuales el 50% también son resistentes a la vancomicina.

“Los costos asociados con el manejo de pacientes infectados con enterococos resistentes a la vancomicina (ERV)son altos debido a la necesidad de salas de aislamiento, regímenes de limpieza especializados y el impacto sobre el personal, la disponibilidad de camas y otros recursos”, dijo el informe. 

Para comprender mejor las razones de la propagación de esta bacteria, los investigadores analizaron muestras de bacterias tomadas de dos hospitales en Melbourne, Australia, desde 1997 a 2015. 

“Los aislamientos recolectados después de 2009 fueron en promedio más tolerantes al alcohol en comparación con las bacterias tomadas desde antes de 2004”, dijo la investigación. 

Ser “tolerante” significa que la bacteria puede sobrevivir mayor tiempo a la exposición al alcohol. 

La demora “es suficiente para permitir que la bacteria escape a la muerte por alcohol y luego cause infección”, dijo a AFP el autor del estudio, Tim Stinear, microbiólogo del Instituto Doherty para Inmunidad e Infecciones de la Universidad de Melbourne. 

“La bacteria que examinamos en nuestro estudio está lejos de convertirse en resistente al alcohol”, añadió. 

Se necesitan más estudios para confirmar si estas bacterias son cada vez más resistentes a los desinfectantes en otros hospitales alrededor del mundo. 

Los investigadores no están seguros de por qué este tipo de bacteria en particular está actuando de esta forma, pero explican que puede estar relacionado con la fisiología del E. faecium que le hace más fácil a las bacterias desarrollar tolerancia a la exposición al alcohol. 

Mientras tanto, no se sugiere que los hospitales dejen de utilizar desinfectantes para manos, sino que se necesitan otros métodos de limpieza, dijo Stinear. 

“Nuestros hallazgos no señalan el fin de los desinfectantes para manos, pero indican que no se puede confiar únicamente en los desinfectantes a base de alcohol para controlar el E. faecium en el entorno hospitalario”, explica.

Relacionados

Facebook revela una falla de seguridad que comprometía a 50 millones de cuentas

Desamor en Tinder: sus cofundadores presentan millonaria demanda

Un ordenador logra detectar mejor el cáncer que los dermatólogos

Deja un comentario