0 C
Asunción, py
14 septiembre, 2018
Latinoamérica

Bolivia define cronograma para inéditas primarias presidenciales

El presidente boliviano, Evo Morales (izq.), pronuncia un discurso durante una reunión con el primer ministro español, Pedro Sánchez (D), en el Centro de Cooperación Española en Santa Cruz, Bolivia, el 29 de agosto de 2018.. ©AFP

La Paz (AFP) – El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia fijó este viernes el cronograma para la realización de unas inéditas elecciones primarias donde se definirán las candidaturas presidenciales, un proceso que la oposición considera favorable al mandatario Evo Morales, quien buscará un cuarto mandato hasta 2025.

Según un comunicado del TSE, los partidos deben inscribir a sus candidatos hasta el miércoles 28 de noviembre.Las postulaciones serán aprobadas 10 días después (el 8 de diciembre), y el 27 de enero de 2019 se realizarán las elecciones primarias con los representantes de cada fuerza política.

El presidente Morales, un indígena de tendencia izquierdista en el poder desde 2006, anunció que se postulará para un cuarto mandato (2020-2025) en las elecciones generales previstas para octubre de 2019.

En su partido, el Movimiento Al Socialismo (MAS), Morales figura hasta ahora como único candidato.

Pero en los partidos de la oposición, el panorama es diferente.Por ello, varias fuerzas han criticado la nueva Ley de Organizaciones Políticas, que las obliga a participar en elecciones primarias para definir sus candidaturas. 

Esa norma, dicen, les da poco tiempo para organizarse y, por lo tanto, solo beneficia al oficialismo.

“El MAS quiere utilizar estas primarias contra la decisión del pueblo”, señaló recientemente el presidente del partido Movimiento Demócrata Social y gobernador de la rica región de Santa Cruz (este), Rubén Costas, quien gestiona la unidad de la desperdigada oposición.

Además, recordó que un referendo en febrero de 2016 rechazó una nueva reelección de Morales, aunque el mandatario logró que el Tribunal Constitucional lo habilitara a fines de 2017, con el argumento de que postularse era un derecho humano. 

El expresidente e historiador, Carlos Mesa, quien figura en diferentes encuestas de medios de prensa como un potencial firme contrincante de Morales, no ha oficializado su candidatura.Pero además, tropieza con el problema de que no tiene partido político. 

Si Mesa decidiera postularse, debería hacerlo por alguna fuerza partidaria y someterse al filtro de las primarias.

Relacionados

Obispos chilenos acuden con “humildad” al Vaticano por casos de pederastia

Arranca la campaña electoral en un Brasil desmotivado

Sobre las rutas de México, las palabras de los migrantes

Deja un comentario