0 C
Asunción, py
14 septiembre, 2018
  • Home
  • Economía
  • Indicadores de economía de EEUU son verdes, pero atención a la guerra comercial
Economía

Indicadores de economía de EEUU son verdes, pero atención a la guerra comercial

Uno de los paneles de la Bolsa de Nueva York muestra los valores al cierre de una sesión de negocios en Wall Street. ©AFP

Nueva York (AFP) – Diez años después del colapso de Lehman Brothers y la catástrofe financiera que siguió, Estados Unidos está experimentando un ciclo de crecimiento excepcionalmente largo.Por ahora, los principales indicadores son verdes, pero una guerra comercial podría hacer que se vuelvan rojos.

– Luz verde –

Índice de manufactura robusto, la confianza en el consumidor en su nivel más alto, desempleo históricamente bajo, una creación de empleo sólida, un crecimiento superior al 4% y un récord en la bolsa…los barómetros favoritos de la mayoría de los economistas no causan mucha preocupación.

Pero según Chris Low, economista jefe de FTN Financial, la desaceleración de la vivienda comienza este verano, aunque este índice, como todo el mercado inmobiliario, tiene en su opinión el mismo peso en la economía que antes de la crisis financiera de 2008.

Estos indicadores son parte de los resultados de compañías exitosas, respaldadas por una generosa reforma tributaria.Los beneficios de las 500 empresas más grandes de Estados Unidos, aumentaron un 25% en el segundo trimestre, el mejor desde 2010 según FactSet.

– En naranja –

En agosto, la tasa de desempleo, inferior al 4%, contribuyó al crecimiento salarial del 2,9% anual, el más alto en nueve años.

Esta aceleración está impulsando la inflación, que ya está alta desde que el indicador preferido del Banco Central de Estados Unidos (Fed), el índice de precios basado en el gasto del consumidor, se está moviendo a su nivel más alto en seis años, según las cifras de julio.

Garante de la estabilidad de precios, la Fed está alentando a acelerar sus alzas de tasas y debería actuar dos veces antes de diciembre.

Pero estas alzas deberían aumentar un poco el costo del crédito para los hogares y las empresas estadounidenses y podrían frenar el crecimiento, en un momento en que a algunas personas les preocupa un alza demasiado rápida.

“Podríamos seguir aumentando las tasas sin que la economía pueda soportarlo, entonces causaríamos una recesión”, dijo hace unos días el jefe de la Reserva Federal de Minneapolis, Neel Kashkari, en el programa MarketPlace.

El debate sobre la tasa “neutral” de la Fed, ni demasiado baja ni demasiado alta, se cristalizó después de meses en torno al riesgo de inversión de la curva de tasas de interés, este fenómeno que ve las tasas de endeudamiento de los estados de Estados Unidos en el corto plazo, sensible a las tasas de la Fed, será más alto que las tasas a largo plazo.

Algunos lo ven como un presagio de una recesión.De hecho, la “inversión de la curva” precedió por algunos meses todas las recesiones estadounidenses de los últimos cincuenta años.Esta curva no ha sido tan plana desde 2007.

Pero algunos expertos, incluido el propio presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, cuestionan el poder predictivo de esta curva.

– En rojo –

“El mayor riesgo de recesión es la guerra comercial, que podría hacer subir los precios y reducir el consumo a medida que la Fed suba sus tasas”, dijo Gregori Volokhine, presidente de Meeschaert Financial Services.

El conflicto entre Pekín y Washington aún podría agravarse.Donald Trump ahora amenaza con gravar todos los productos chinos importados en Estados Unidos, una medida que podría debilitar aún más una economía china en aprietos.

Otra alerta es la crisis que atraviesan varios países emergentes fuertemente endeudados, con Argentina y Turquía a la cabeza.

“Con la caída de su moneda, cada vez es más difícil para ellos pagar su deuda denominada en moneda extranjera, lo que eventualmente afectará al mundo entero”, dijo Tom Cahill, estratega de Ventura Wealth Management.

Un temor transmitido por Christine Lagarde, la jefe del Fondo Monetario Internacional, el jueves: “La carga de la deuda hace que muchos gobiernos sean más vulnerables a los cambios repentinos en las condiciones financieras mundiales y las tasas de interés”.

En el aspecto político, las elecciones de mitad de término de Estados Unidos, en noviembre, parecerán un referéndum sobre Donald Trump y podrían reavivar los debates sobre su destitución.

El vicepresidente Mike Pence “preservaría el legado económico de Trump, pero lideraría una administración extremadamente debilitada por las dudas sobre la legitimidad del equipo administrativo, incluido el suyo”, dice Low.

Relacionados

EEUU y la UE son “socios cercanos, no enemigos”, dice Juncker

EEUU espera rápidos avances con México en negociación del TLCAN

Hundimiento de acciones de Embraer se profundiza (-11%) tras acuerdo con Boeing

Deja un comentario