0 C
Asunción, py
29 septiembre, 2018
  • Home
  • Mundo
  • Tras años de prisión, exmiembros de ETA aún apuestan por la independencia
Mundo

Tras años de prisión, exmiembros de ETA aún apuestan por la independencia

El exmiembro de ETA Antton López Ruiz en San Sebastián, el 6 de septiembre de 2018. ©AFP

San Sebastián (España) (AFP) – Antton López Ruiz pasó más de 26 años tras las rejas por asesinatos cometidos cuando era miembro de la banda separatista ETA.Aunque esa parte de su vida quedó atrás, su sueño de un País Vasco independiente sigue vivo.

“Cuando una persona se pone a mi lado y me dice ‘tú has matado’, es inapelable”, dice López Ruiz, de 64 años, quien aceptó hablar con la AFP junto a otros dos exetarras, Oihana Garmendia y Carlos Sáez de Eguilaz.

“Hay veces que dices bueno esto no lo volvería a hacer, pero esas cosas que yo no volvería a hacer no son lo suficientemente fuertes para llevar a una negación de lo que ha sido mi vida militante”, añade, sin dar más detalles.

López Ruiz es conocido sobre todo por la ejecución en 1986, en presencia de su pequeño hijo, de María Dolores González Cataráin, conocida como Yoyes, quien fue una líder de ETA antes de abandonar la organización.

“Nosotros sabemos que hemos hecho daño, y lo asumimos”, dice, sentado en una oficina del partido independentista vasco Sortu en San Sebastián, donde él, Garmendia y Sáez de Aguilar trabajan a favor de un mejor tratamiento a 268 ex miembros de la banda separatista aún en prisión.

El atentado en 1987 en un supermercado en Barcelona, que mató a 21 personas, representó un “golpe fuerte” para la organización, cita como ejemplo.

Pero “el Estado español también tiene víctimas, ha hecho daño, pero no quiere reconocerlo”, asevera, cuando España y Francia se preparan para celebrar el lunes en Madrid su cooperación en la lucha contra la ahora disuelta banda armada.

A ETA se le atribuyen las muertes de al menos 853 personas, cuando unos 300 crímenes siguen sin resolverse.

Pero grupos parapoliciales y de ultraderecha, aparecidos en las décadas de 1970 y 1980, también mataron.Se estima que dejaron 62 muertos.

Según un informe solicitado por el gobierno regional vasco, se registraron más de 4.100 denuncias de tortura policial entre 1960 y 2014.

– Represión y política –

La represión de la identidad vasca bajo la dictadura de Francisco Franco cuando ETA surgió en 1959 es una de las razones más usadas para explicar la adhesión a la organización.

En ese momento estaba prohibido el uso público del vasco.

López Ruiz recuerda que por el solo hecho de vestir un jersey con rojo, verde y blanco, los colores de la bandera vasca, podías ser detenido.

El exetarra, que empezó a trabajar a sus 14 años en una fábrica donde prevalecían las ideas izquierdistas, influenciadas por las luchas armadas en diversos lugares del mundo contra el colonialismo o las invasiones, huyó a Francia y se unió a ETA. 

Siguieron años de vida en la clandestinidad, perpetrando ataques hasta ser detenido en 1987.

– Entrar en ETA después de Franco –

A su lado, Oihana Garmendia, de 42 años, detiene la conversación para amamantar a su bebé de tres meses.

Nació en 1976, cuando Franco ya había muerto y España estaba en plena transición democrática.

El gran interrogante sigue siendo por qué ETA continuó sus ataques, y de hecho cometió la mayor parte de ellos, cuando ya la dictadura había acabado.

Garmendia afirma que en su población vasca la represión continuaba.

“Tengo imágenes grabadas, recuerdos de la policía entrando en las casas de mis vecinas y vecinos, de una vecina torturada”, dice, hablando de un incidente a mediados de los ochenta.

“Había sido quemada en los pezones, le habían metido por la vagina palos”, señala sobre su vecina, quien estaba a favor de la independencia del País Vasco pero no militaba en ETA.

Estos hechos, y sus ideas políticas, la llevaron a las filas del grupo armado.

En 2009, fue arrestada en el país galo, acusada de reclutar para la organización.

– De la política a la lucha armada –

Carlos Sáez de Eguilaz fue detenido en Francia en 2003, acusado de extorsión, y pasó 15 años tras las rejas.

Como los otros dos, hace campaña a favor de los miembros de ETA aún en prisión.

Afirma que la mayoría de ellos son mantenidos en cárceles a cientos de kilómetros de sus familias, obligándolas a hacer largos recorridos para las visitas.

El nuevo gobierno socialista español prometió acercar a los reos de ETA a sus domicilios, como recomienda la ley, y ya hizo dos primeros traslados al País Vasco.

Pero los conservadores y algunas organizaciones de víctimas se resisten a este acercamiento, afirmando que los prisioneros deben primero repudiar a ETA.

Una amplia mayoría de los presos están bajo el estricto régimen de “primer grado”, usado para los criminales más peligrosos, que los mantiene de 17 a 21 horas al día en sus celdas.

Un exceso, estima Sáez de Eguilaz, para quien ese trato se sustenta “en la venganza”.

Mirando a futuro, los tres siguen siendo firmes defensores de la independencia.

“Cataluña ha empezado a abrir este espacio, antes lo hizo Escocia,” dice López Ruiz en alusión al fallido intento secesionista en Cataluña del año pasado y el referéndum de independencia de Escocia en 2014.

Garmendia estima que el País Vasco conseguirá el derecho a decidir…y luego la independencia.

“Es un proceso largo, costoso, pero llegaremos”.

Relacionados

Rusia refuerza la defensa antiaérea siria tras el derribo de un avión

Al menos 24 muertos en el naufragio de un ferri en Indonesia

El “gobierno Salvini” cumple 100 días en Italia

Deja un comentario