0 C
Asunción, py
4 octubre, 2018
  • Home
  • Medio Ambiente
  • Irán podría perder “70% de sus tierras cultivadas” si no mejora la situación ecológica
Medio Ambiente

Irán podría perder “70% de sus tierras cultivadas” si no mejora la situación ecológica

El vicepresidente iraní y ministro de Medio Ambiente Issa Kalantari, en entrevista con la AFP, en Teherán, el 2 de octubre de 2018.. ©AFP

Teherán (AFP) – Irán podría perder el “70% de sus tierras cultivadas” a medio plazo si no se corrige rápidamente la dramática situación ecológica del país, advierte el vicepresidente iraní Issa Kalantari en entrevista con la AFP.

“Hoy utilizamos más del 100% de nuestros recursos en agua renovables”, afirma Kalantari, quien también es ministro de Medio Ambiente, cuando las recomendaciones internacionales son de no consumir más del 40%.

Irán sufre muchos problemas medioambientales como episodios de sequía, contaminación del aire en las grandes metrópolis, contaminación y erosión de suelos, desertificación, tempestades de arena…

“El consumo excesivo de aguas subterráneas y recursos del subsuelo podría tener consecuencias sociales terribles para el país”, advierte Kalantari, quien fue ministro de Agricultura durante la década de 1990.

Para él la situación actual en materia de medio ambiente resulta de la “presión demográfica”, del “cambio climático”, y también de “malas decisiones” políticas y técnicas, como la preferencia por la agricultura intensiva, gran consumidora de agua.

“En el sur del Alborz y al este de los montes Zagros, si no actuamos rápidamente las tierras serán inutilizables para la agricultura”, dice refiriéndose a los macizos montañosos que bordean la meseta iraní, respectivamente en el norte y el oeste del país.

Kalantari agrega que “en la mayoría de los lugares, si reducimos el consumo de agua en la superficie y en el subsuelo, podríamos tal vez reparar los daños en 30 o 40 años”.

Según la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (OAA-FAO), Irán, poblado de más de 80 millones de habitantes, “es un país principalmente agrícola”. 

Para Kalantari, las medidas erróneas se explican en parte por “presiones exteriores”, como las sanciones económicas estadounidenses o internacionales que afectaron la joven se República islámica tras la revolución de 1978-79, así como la “guerra impuesta”, como los iraníes llaman a la guerra Irán-Irak (1980-1988) desencadenada por el gobierno iraquí, ya que no se pudo avanzar en el “desarrollo sostenible” debido al aislamiento del país.

Relacionados

Faltan siglos para alcanzar retos de agua y sanitarios de la ONU, según estudio

El cambio climático amenaza los sitios arqueológicos del Ártico

Cuervos recogen basura del suelo en un parque temático en Francia

Deja un comentario