0 C
Asunción, py
11 octubre, 2018
Ciencia y tecnología

Los vuelos tripulados rusos que fracasaron en el pasado

El atracón etílico, o “binge drinking” en inglés, consiste en beber mucho en muy poco tiempo. Y si se asocia al tabaco, la marihuana o narcóticos más duros, el efecto puede agravarse. ©AFP

Moscú (AFP) – El fracaso del lanzamiento de un cohete Soyuz que debía llevar este jueves hacia la estación espacial ISS al astronauta estadounidense Nick Hague y al cosmonauta ruso Alexéi Ovichinin –que regresaron indemnes a la Tierra– apenas tiene dos precedentes en la historia rusa.

En la época soviética se registraron dos accidentes similares con cohetes Soyuz, en 1975 y 1983, en los que los cosmonautas se vieron especialmente afectados pero lograron salir indemnes de milagro.

– Septiembre de 1983 –

El 27 de septiembre de 1983, un cohete Soyuz T-10 se disponía a transportar a los cosmonautas soviéticos Vladimir Titov y Guenadi Strekalov a la estación espacial Saliut.

En los últimos segundos de la cuenta regresiva, el cohete empezó a arder en su plataforma de despegue.Los controladores activaron la anulación manual de vuelo, lo que provocó la expulsión al aire de la cápsula en la que se encontraban los cosmonautas.

La “torre de salvamento”, el dispositivo concebido para evacuar a los cosmonautas, les permitió aterrizar con seguridad a unos kilómetros del cohete.

Los dos hombres se vieron sometidos a una presión (fuerza g) de 15 a 17g, pero no sufrieron ningún percance físico puesto que el vuelo de su cápsula apenas duró unos minutos.

– Abril de 1975 –

El 5 de abril de 1975, los cosmonautas Vasili Lazarev y Oleg Makarov tenían previsto partir para una misión de dos meses a bordo de la estación espacial Saliut.

Acababan de despegar de la república soviética de Kazajistán cuando la tercera fase de su cohete no logró separarse de su cápsula.

La misión se anuló rápidamente y la tripulación aterrizó en las montañas de Altái, cerca de la frontera con China.Las condiciones a las que se vieron sometidos fueron horrible: al regresar a la atmósfera, sufrieron una presión de más de 20g, lo que puede resultar mortal para el ser humano.

La presión era tal que sus corazones dejaron de latir brevemente y sufrieron pérdida de visión.A pesar de todo, llegaron vivos a la Tierra, tras un aterrizaje brutal de un vuelo de 21 minutos y 27 segundos.

Temían ser capturados por tropas chinas, en una época en que las relaciones entre la URSS y la China maoísta eran muy malas, pero fueron encontrados por pobladores rusos.

Vasili Lazarev sufrió heridas internas y nunca volvió a volar, pero Oleg Makarov participó en otras dos misiones espaciales.

Relacionados

Primer vuelo de SpaceX con astronautas será en junio de 2019

ONGs piden a Google no ceder ante China

Google apela multa récord de 4.300 millones de euros de UE por Android

Deja un comentario