7 noviembre, 2018
Ciencia y tecnología

La UE adopta una “estrategia” para minimizar la exposición a los alteradores endocrinos

La Comisión Europea adoptó este miércoles una “estrategia” de largo plazo para minimizar la exposición de los europeos a los alteradores endocrinos, unas substancias químicas que alteran el funcionamiento del sistema hormonal de animales y personas. ©AFP

Bruselas (AFP) – La Comisión Europea adoptó este miércoles una “estrategia” de largo plazo para minimizar la exposición de los europeos a los alteradores endocrinos, unas substancias químicas que alteran el funcionamiento del sistema hormonal de animales y personas.

Estas substancias químicas, que se encuentran en los plaguicidas y biocidas pero también en productos de uso cotidiano como cosméticos, juguetes o productos para el hogar, sólo están reguladas actualmente en determinados ámbitos o caso por caso en la UE.

La Comisión se compromete a “minimizar la exposición global a los alteradores endocrinos, prestando especial atención a períodos significativos de la vida, como el embarazo y la pubertad”.

Para ello, el ejecutivo comunitario revisará el conjunto de las legislaciones europeas aplicables a estas substancias para evaluar su eficacia en la protección de la salud humana y del medio ambiente.

Bruselas se compromete además a promover la investigación en el campo de los alteradores endocrinos, cuyos efectos son todavía poco conocidos, y organizar cada año un foro con expertos y las partes interesadas.

La profundización de las evaluaciones científicas podría permitir, a juicio de la Comisión, la adopción de nuevas medidas en otros sectores como los cosméticos o los envases de alimentos.

Estos compromisos “confirman que la Comisión se toma muy en serio el problema de los alteradores endocrinos”, según el comisario europeo de Medio Ambiente, Karmenu Vella, citado en un comunicado.

A finales de 2017, la UE adoptó finalmente los criterios para definir los alteradores endocrinos en pesticidas y biocidas.

Esta primera definición de alteradores endocrinos, limitada a los productos fitosanitarios, había suscitado “preocupación” entre las oenegés, que consideraban que la carga de la prueba era “muy alta” en los criterios para demostrar que una sustancia es un alterador endocrino.

La anterior estrategia europea sobre estas substancias data de finales de los años 1990.

La normativa europea actual contiene disposiciones en el ámbito de los pesticidas y biocidas, productos químicos en general, equipos médicos y agua.

Respecto a los envases de alimentos, cosméticos, juguetes y protección de trabajadores en su lugar de trabajo, se reglamentó las sustancias caso por caso, como el bisfenol A, por ejemplo.

Relacionados

Desamor en Tinder: sus cofundadores presentan millonaria demanda

Cancelan en EEUU lanzamiento de videojuego sobre tiroteo en escuela

Brasil y EEUU retoman negociación de acuerdo espacial

Deja un comentario