Muertos por tormenta Irma llegan a 82, unos 1,5 millones de casas y locales comerciales están sin energía

Por James Oliphant

FORT MYERS, EEUU (Reuters) – La cifra de muertos por la tormenta Irma llegó a 82 el viernes por la mañana, mientras que 1,5 millones de viviendas y locales comerciales en Florida seguían sin energía en medio de un calor sofocante, cinco días después de que la tormenta histórica azotó el sudeste de Estados Unidos.

NextEra Energy Inc’s (NEE.N), la mayor empresa eléctrica de Florida, dijo el viernes que alrededor de 1,1 millones de clientes no tenían energía, mientras que Duke Energy Corp (DUK.N) reportó que más de 371.000 clientes estaban a oscuras. En tanto, Tampa Electric, una unidad de Emera Inc (EMA.TO), reportó que alrededor de 39.000 de sus clientes estaban sin energía.

A Irma, que fue catalogada como una de las tormentas más poderosas registradas en el Atlántico antes de llegar a territorio continental de Estados Unidos como un huracán categoría 4 el domingo, se le atribuyen 82 muertes, de las cuales más de la mitad tuvieron lugar en varias islas caribeñas fuertemente golpeadas, incluyendo a Puerto Rico y a las Islas Vírgenes estadounidenses.

En Florida se ha informado de al menos 32 muertes y otras siete en Georgia y Carolina del Sur. Entre los fallecidos en Florida figuran ocho ancianos que fallecieron tras sufrir del calor sofocante en un asilo en el área de Miami que se quedó sin aire acondicionado por un corte de luz provocado por la tormenta.

FPL, que abastece de energía a casi 5 millones de hogares y locales comerciales, dijo que espera restaurar la energía a prácticamente todos sus usuarios, en la parte este de Florida, para el fin de semana, y a la parte occidental, la más golpeada por el huracán, al 22 de septiembre.

Duke Energy Corp, que provee de energía a las partes del norte y centro de Florida, informó en su sitio web que prevé restaurar los servicios a la mayor parte de sus clientes a la medianoche del 17 de septiembre.

Irma pasó por el Caribe, azotando a varias islas y a la costa norte de Cuba la semana pasada para luego llegar a la cadena de islas de los Cayos de Florida el domingo con vientos máximos sostenidos de hasta 215 kilómetros por hora.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, visitó el jueves a comunidades de la costa del Golfo de México en Florida que se recuperan tras el paso del huracán, oportunidad en la que elogió a los primeros socorristas por su papel para limitar las pérdidas de vidas.

(Reportes adicionales de David Alexander, Zachary Fagenson, Letitia Stein, Colleen Jenkins, Brendan O’Brien, Gina Cherelus, Jessica Resnick-Ault, Joseph Ax y Scott DiSavino. Escrito por Scott Malone y Steve Gorman. Editado en español por Patricio Abusleme)

ANÁLISIS-Huracán Irma golpea a economía cubana ya sumergida en problemas

Por Sarah Marsh y Marc Frank

LA HABANA (Reuters) – La economía cubana, carente de liquidez, estaba en aprietos por el recorte de la ayuda de Venezuela, menores exportaciones y un aparentemente estancado programa de reformas de mercado. Luego llegó Irma.

La tormenta, la más poderosa que ha azotado a la isla caribeña en más de 80 años, devastó el fin de semana la infraestructura, causó el colapso de la red eléctrica y dañó algunos cultivos e instalaciones turísticas clave en la costa norte del país.

El costo de la reconstrucción, así como las posibles pérdidas de ingresos en sectores como el turismo y la agricultura -que han contrarrestado parte de la debilidad de la economía-, son un duro golpe para Cuba, que está batallando por pagar a los acreedores y proveedores.

“La probabilidad de que la economía siga en recesión es ahora mucho mayor”, dijo el economista Pavel Vidal, exfuncionario del Banco Central de Cuba y actualmente profesor de la Universidad Javeriana de Cali, en Colombia.

“Con el impacto en las instalaciones en sitios claves y en la infraestructura del país, el turismo perderá dinamismo”, agregó.

Un auge del turismo en los últimos años impulsado por las relaciones con Occidente ha ayudado a mantener una economía. Cuba aún enfrenta un embargo comercial estadounidense de 57 años y sufre de una fuerte caída en los envíos de petróleo subsidiado de su aliado Venezuela.

Un incremento del 23 por ciento en la llegada de turistas extranjeros a Cuba ayudó a un crecimiento de la economía de un 1,1 por ciento en el primer semestres del año, luego de que cayó en recesión en 2016, según datos oficiales.

Sin embargo, el panorama para la segunda mitad del 2017 se ha opacado.

Primero, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que endurecería las restricciones a los viajes de estadounidenses a la isla. Luego el Gobierno cubano informó que no entregaría nuevas licencias para el sector privado hasta que haya “perfeccionado” su funcionamiento.

Ahora vino Irma, que arrasó la costa norte desde este a oeste con vientos máximos sostenidos de 253 kilómetros por hora. El huracán golpeó polos turísticos populares entre visitantes canadienses y europeos, aunque dejó casi intacta el área de las instalaciones en la playa de Varadero.

Los destinos turísticos de los cayos del norte de Cuba, una zona paradisíaca donde se encuentra la cuarta parte de los hoteles de cuatro y cinco estrellas del país, quedaron llenos de árboles y postes eléctricos caídos, animales muertos y muebles destruidos, según reportan medios estatales.

Irma derrumbó también gran parte del aeropuerto, ubicado en la zona central del país y que recibe a más de 485.000 pasajeros al año.

El presidente Raúl Castro prometió el lunes que la infraestructura turística se recuperará antes del comienzo de la temporada alta a fines del año, durante el invierno boreal.

“Siempre y cuando tengas la cocina y el restaurante principal, así como las habitaciones listas, normalmente puedes acoger a los huéspedes”, dijo Eric Peyre, representante de la hotelera francesa Accor, que dirige el hotel cubano Pullman en Cayo Coco, en la central provincia de Ciego de Ávila.

Peyre dijo que los daños por Irma serían cubiertos por el seguro y que espera que el 90 por ciento de lo que el hotel necesita estará en su sitio a mediados de diciembre. “La cancha de tenis y cosas así pueden venir después”, sostuvo.

HURACÁN DESPUÉS DE LA SEQUÍA

En tanto, los daños al sector agrícola pesarán sobre las finanzas estatales y reducirán el suministro de alimentos en el corto plazo, incluso si los embalses más llenos son ventajosos a largo plazo luego de una dura sequía.

Unas 300.000 hectáreas de caña de azúcar fueron afectadas en diferentes grados, dijo Azcuba, el monopolio estatal del azúcar.

El 40 por ciento de los ingenios del país resultaron dañados, al igual que otras áreas de la industria, que sigue siendo una de las más importantes en término de empleos y de ingresos por exportaciones.

Aunque Cuba se apresuró en cosechar lo que pudo antes de la llegada de Irma, otros cultivos como el plátano y el arroz también habrían sido afectados, dijo Laura Melo, representante en Cuba del Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas.

“Algunas de estas áreas estaban ya seriamente afectadas por la sequía”, señaló Melo.

Cuba también tendrá que reparar decenas de miles de casas, así como carreteras, puentes, edificios públicos y la red eléctrica y telefónica.

El director técnico de la Unión Eléctrica de Cuba, Lázaro Guerra, dijo que la mayoría de las termoeléctricas situadas en la costa norte habían colapsado totalmente sus sistemas. La recuperación sería “compleja y gradual”, agregó.

“Si este año el déficit presupuestario se estimaba en alrededor del 12 por ciento, eso sin duda habrá aumentado con estas enormes pérdidas”, señaló el economista cubano Omar Everleny.

(Reporte de Sarah Marsh, Marc Frank y Nelson Acosta en La Habana. Editado por Ricardo Figueroa)

Museo de Hemingway y sus gatos de seis dedos se salvan del huracán Irma en Florida

Por Keith Coffman

(Reuters) – El huracán Irma destruyó viviendas e inundó comunidades por el estado de Florida, pero el museo de los Cayos del Oeste dedicado al aclamado escritor estadounidense Ernest Hemingway y los descendientes de sus amados gatos de seis dedos no sufrieron daños.

La tormenta alcanzó vientos de hasta 209 kilómetros por hora y sumergió la autopista que conecta la serie de islas tropicales con el resto del estado, además de causar extenso daño como un huracán de categoría 4 el domingo. Algunos de los evacuados comenzaron el martes a volver a sus hogares.

Aunque los servicios básicos como el agua y la electricidad aún no habían vuelto en algunas zonas, el Museo y Casa de Ernest Hemingway, ubicado en uno de los lugares más altos en el área, resultó intacto, dijo el curador Dave Gonzales.

“Estábamos preparados y tuvimos suerte”, dijo Gonzales a por teléfono. Los 54 gatos de la propiedad, felinos de seis dedos que descienden de un gato macho llamado Blancanieves que el autor adoptó mientras vivió allí en la década de 1930, estaban ilesos, añadió.

El museo mantiene intacta la línea de sangre del gato original, así como la inclinación del autor por bautizar a los felinos con nombres de famosos como Grace Kelly, Liz Taylor y Lionel Barrymore, dijo Gonzales.

Propiedad de un grupo privado, la casa y los terrenos fueron designados como Monumento Histórico Nacional en 1968, siete años después de la muerte del escritor. Construida en 1851, la casa colonial de estilo español fue comprada por Hemingway y su segunda esposa, Pauline, en 1928. La pareja le hizo extensas reformas a la vivienda y los alrededores, incluyendo la primera piscina de la ciudad.

El museo está repleto de artículos de Hemingway, incluyendo muebles europeos antiguos y cabezas de animales y pieles que Hemingway acumuló durante sus safaris en África y viajes de caza en el oeste estadounidense.

(Reporte de Keith Coffman en Denver, Editado en español por Patricia Avila)

“Devastador”: residentes de Florida evalúan daños tras paso de Irma; aumenta saldo de muertos

Por Andy Sullivan

ISLAMORADA, EEUU (Reuters) – Los residentes que volvieron el martes a los Cayos de Florida comprobaron que Irma destrozó casas rodantes como si fueran latas de refresco y que llenó los comercios de algas marinas, mientras subía el número de muertos por el segundo gran huracán en azotar a Estados Unidos este año.

Irma, uno de los huracanes más poderosos registrados en el Atlántico, dejó 43 muertos a su violento paso por el Caribe y al menos otros 12 en Florida, Georgia y Carolina del Sur.

En el Cayo Islamorada, una de las tres islas a donde las autoridades permitieron el martes que los residentes regresaran, las paredes de aluminio de los remolques habían sido arrancadas por la tormenta, exponiendo camas y cocinas a la luz del sol.

Marilyn Ramos, de 44 años, pasó toda la mañana limpiando la arena y las algas que cubrían su restaurante cubano Havanos después de volver el martes temprano.

“Estoy tratando de mantener la calma y de ver cómo superamos todo esto”, declaró la mujer que emplea a 30 personas en sus dos restaurantes. “Es devastador”.

Autoridades locales dijeron a unos 90.000 residentes de Miami Beach y de algunas partes de los Cayos de Florida que podían regresar a casa, pero advirtieron que podría no ser prudente permanecer ahí. Irma llegó a los Cayos el domingo con vientos sostenidos de más de 215 kilómetros por hora.

Más de 6 millones de hogares y negocios permanecían sin electricidad en Florida y estados cercanos. La mayor central de Florida dijo que partes occidentales del estado podrían seguir sin servicio hasta el 22 de septiembre.

Irma, que devastó partes del Caribe la semana pasada, fue degradado a depresión post tropical y se espera que se disipe el martes, dijo el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

En su momento de mayor intensidad, Irma obligó a la evacuación de 6,5 millones de personas, la más multitudinaria en la historia de Estados Unidos.

“MUCHAS ÁREAS” INUNDADAS

La ciudad de Jacksonville, en el noreste de Florida, se recuperaba de fuertes inundaciones. “Hay muchas áreas que uno nunca habría pensado que iban a inundarse, que se inundaron”, dijo a periodistas el gobernador de Florida, Rick Scott.

Irma destruyó cerca de un tercio de los edificios en la parte holandesa de la isla de San Martín, en el Caribe, en su paso hacia Florida, dijo el martes la Cruz Roja holandesa.

El huracán azotó Estados Unidos poco después de Harvey, que barrió Houston a fines del mes pasado matando a cerca de 60 personas y provocando daños por unos 180.000 millones de dólares, debido sobre todo a inundaciones.

El portaaviones estadounidense Abraham Lincoln llegó el martes a la costa este de Florida y dos barcos anfibios iban en camino para ayudar a Los Cayos. Las fuerzas militares distribuirán alimentos y apoyarán en la evacuación de unos 10.000 residentes que no dejaron el lugar cuando impactó la tormenta.

Varios aeropuertos importantes en Florida que habían detenido el transporte de pasajeros por Irma reanudaron servicios limitados, incluido el terminal internacional de Miami, uno de los más ajetreados de Estados Unidos.

Aún restan dos meses y medio para que termine la actual temporada de huracanes del Atlántico. EL CNH está siguiendo de cerca otro ciclón, José, que se desplaza por el Caribe y actualmente se ubica a unos 1.130 kilómetros del continente.

Los daños por Irma a propiedades aseguradas en Florida oscilarán entre 20.000 millones y 40.000 millones de dólares, estimó la firma de evaluación de catástrofes AIR Worldwide. El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, dijo en una conferencia en Nueva York que la tormenta acabaría impulsando el crecimiento gracias a la reconstrucción.

(Reporte adicional de Daniel Trotta en Orlando, Bernie Woodall, Ben Gruber y Zachary Fagenson en Miami, Dan Whitcomb en Los Angeles, Letitia Stein en Detroit, Jon Herskovitz en Austin, Texas; Colleen Jenkins en Winston-Salem, Harriet McLeod en Mt. Pleasant y Svea Herbst-Bayliss y Scott DiSavino en Nueva York. Escrito por Scott Malone. Editado en español por Marion Giraldo y Natalia Ramos.)

S&P 500 abre en máximo tras degradación del huracán Irma, mercado espera lanzamiento del nuevo iPhone

(Reuters) – El índice S&P de la Bolsa de Nueva York abrió el martes en un nuevo máximo histórico luego de que Irma fue degradada a depresión post-tropical y antes del anticipado lanzamiento del nuevo iPhone de Apple.

* El promedio industrial Dow Jones ganaba 49,57 puntos, o un 0,22 por ciento, a 22.106,94 unidades. El S&P 500 subía 4,45 puntos, o un 0,17 por ciento, a 2.492,56 unidades y el Nasdaq Composite sumaba 13,81 puntos, o un 0,21 por ciento, a 6.446,07 unidades.

(Reporte de Tanya Agrawal; Editado en español por Janisse Huambachano)

Irma inunda Florida, deja a millones sin energía y 10 muertos en Cuba

Por Andy Sullivan y Robin Respaut

FLORIDA CITY/MARCO ISLAND, EEUU (Reuters) – Residentes de Florida comenzaron a regresar a sus hogares el lunes a medida que Irma, un huracán debilitado a depresión tropical, continuaba su camino tierra adentro, inundando varias ciudades en el noreste del estado mientras millones seguían sin electricidad.

Irma, que en la noche del lunes se debilitó a depresión tropical con vientos máximos sostenidos de 55 kilómetros por hora, es uno de los huracanes más potentes de los que se tiene registro en el Atlántico.

La tormenta, que arrancó techos de casas en su curso por gran parte del estado de Florida el lunes tras un fatal recorrido por Cuba durante el fin de semana, estaba a 150 kilómetros al sur-suroeste de Atlanta, Georgia, dijo el Centro Nacional de Huracanes (CNH).

Irma golpeó Florida tras un paso devastador por el Caribe como un huracán de Categoría 5, el más potente en la escala Saffir-Simpson. En total, dejó 38 muertos, entre ellos 10 en Cuba, que el fin de semana fue azotada por fuertes vientos y olas de 11 metros.

El huracán cobró su primera víctima fatal en Estados Unidos el domingo, un hombre que fue hallado muerto dentro de su camioneta que se estrelló contra un árbol durante el paso de la tormenta por los Cayos de Florida.

Los fuertes vientos derribaron líneas eléctricas y dejaron a 7,4 millones de hogares y comercios en Florida, Georgia, Carolina del Sur y Alabama sin energía, dijeron funcionarios y empresas, que estimaron que tomará semanas reparar los daños.

Ciudades del noreste de Florida, incluyendo Jacksonville, se hallaban inundadas, mientras las autoridades trataban de socorrer a residentes que estaban con el agua hasta la cintura.

“Quédense dentro y suban. No salgan”, advirtió el sitio en internet de Jacksonville. “Hay inundaciones en toda la ciudad y se anticipan más lluvias”.

CON EL CORAZÓN A MIL

Tras lo que dijo fue una noche aterradora, Julie Hally salió aliviada el lunes de su casa con sus hijos en San Petersburgo, en la costa del Golfo de Florida. Los vientos derribaron algunas ramas de los árboles y parte de una cerca, pero su vivienda estaba intacta.

“Estuve con el corazón a mil todo el tiempo”, dijo Hally, de 37 años. “Oyes cosas que golpean el techo. Suena como si algo silbara en tu ventana toda la noche”.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, comprometió una ayuda total para responder a la emergencia por Irma y dijo que se mantendrá el apoyo para las víctimas del huracán Harvey, que castigó la semana pasada a Texas.

“Estas son tormentas de severidad catastrófica y estamos disponiendo de todos los recursos del gobierno federal para ayudar a nuestros compatriotas estadounidenses”, dijo Trump.

Miami, la mayor ciudad de Florida, también sufrió daños pero parecía haberse librado de lo peor. La policía cerró todas las vías hacia Miami Beach.

Gran parte de las costas del este y oeste de Florida siguen siendo vulnerables a las marejadas ciclónicas, que se producen cuando los huracanes elevan el agua del océano sobre los niveles normales. El riesgo se extendía a la costa de Georgia y zonas de Carolina del Sur, indicó el CNH.

Irma generó ráfagas de hasta 160 kilómetros por hora y lluvias torrenciales en los alrededores de Orlando, indicó el Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos.

Unos 6,5 millones de personas, alrededor de un tercio de la población del estado, había sido conminada a evacuar el sur de Florida. Cerca de 200.000 se refugiaron el albergues durante la tormenta, según cifras oficiales.

La compañía de modelos de riesgo catastróficos AIR Worldwide calculó que la pérdida estimada en Estados Unidos por Irma estaría en un rango entre 20.000 millones de dólares y 40.000 millones de dólares.

El Aeropuerto Internacional de Miami, uno de los de mayor actividad del país, paralizó los vuelos de pasajeros al menos por el lunes. Según el sitio FlightAware.com, unos 3.582 recorridos fueron sus cancelados el lunes por la tormenta.

(Reporte adicional de Bernie Woodall, Ben Gruber y Andy Sullivan en Miami, Letitia Stein en Detroit, Colleen Jenkins en Winston-Salem, Doina Chiacu en Washington, Scott DiSavino en Nueva York y Marc Frank y Nelson Acosta en La Habana; escrito por Scott Malone y Jon Herskovitz; Editado en español por Janisse Huambachano/Gabriela Donoso)

Huracanes Irma y Harvey afectarán a demanda de petróleo, dice Goldman Sachs

(Reuters) – La demanda de petróleo probablemente caerá en unos 900.000 barriles por día (bpd) en septiembre debido al impacto combinado de los huracanes Harvey e Irma, dijo el lunes Goldman Sachs.

“Irma tendrá un impacto negativo en la demanda de petróleo, pero no en la producción ni el procesamiento de crudo”, dijeron analistas del banco en una nota.

Sin embargo, “el impacto negativo de Harvey sobre la demanda permanecerá más tiempo, dada la gran concentración de actividad petroquímica, que usa mucha energía, en su camino”, agregaron.

Goldman estima que al contar las interrupciones en la producción y la demanda, los huracanes por sí sólo añadirán 600.000 bpd a los inventarios petroleros globales en septiembre.

El huracán Harvey afectó a Estados Unidos hace dos semanas y provocó el cierre de más o menos un cuarto de su capacidad de refinación, mientras que Irma se desató sobre áreas densamente pobladas de Florida central tras tocar tierra el domingo.

Las tormentas probablemente provocarán una reducción de la demanda en unos 300.000 bpd en octubre, según estimaciones preliminares, sostuvo el banco.

La gasolina se llevará la mayor parte del impacto sobre la demanda y eso se sumaría a un declive de 150.000 bpd en septiembre debido a factores estacionales, según el banco.

(Reporte de Arpan Varghese en Bengaluru. Editado en español por Patricio Abusleme)

Islas del Caribe se preparan para larga reconstrucción tras furia de Irma

Por Sarah Marsh

VARADERO, Cuba (Reuters) – Desde Cuba a Antigua, los pobladores de las islas del Caribe comenzaban el domingo a hacer el recuento de daños que dejó Irma luego de que el brutal huracán sembró a su paso muerte, destrucción y caos, un escenario que podría hacer que la región mayormente turística tarde años en recuperarse.

El huracán Categoría 5 dejó al menos 28 muertos en la región y devastó viviendas, infraestructura y las comunicaciones, dejando a algunas pequeñas islas casi aisladas del mundo. Algunos países europeos enviaron tropas para mantener el orden en medio de saqueos, mientras que el costo de los daños podría ascender a miles de millones de dólares.

Millonarios expatriados e isleños pobres por igual se vieron forzados a buscar refugio a medida que Irma arrancaba techos de viviendas, barriendo a su paso desde las Antillas Menores hasta Puerto Rico y desde La Española hasta Cuba en su camino hacia Florida.

Olas de hasta 11 metros azotaron el domingo comercios a lo largo del famoso malecón que bordea la costa de La Habana después del paso de Irma y obligaron a evacuar hoteles famosos como el Copacabana. Más al este, fuertes vientos azotaron Varadero, el centro turístico más importante de la isla.

“Esto es un desastre completo y costará trabajo en encaminar el balneario”, dijo a Reuters por teléfono Osmel de Armas, fotógrafo acuático en Varadero.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declaró el domingo zona de desastre a Puerto Rico, donde Irma dejó al menos 3 muertos y a cientos de miles de personas sin servicio eléctrico. Trump también amplió los fondos federales disponibles para las Islas Vírgenes estadounidenses, que sufrieron cuantiosos daños.

Más al este en el Caribe, islas azotadas por el ciclón como San Martín y Barbuda comenzaban el recuento de daños mientras los pobladores empezaban a abandonar los refugios para encontrarse con un panorama desolador.

El primer ministro de Países Bajos, Mark Rutte, dijo que la cifra de muertos en St. Marteen había trepado a cuatro, y que el 70 por ciento de las viviendas había sido dañado o destruido. Tras reportes de saqueos, el país europeo informó que incrementará su presencia militar para garantizar el orden.

Francia, por su parte, dijo que había incrementado la presencia policial en San Bartolomé y en la otra mitad de la isla San Martín a casi 500 efectivos. Irma mató a 10 personas en ambas islas, dijo el Gobierno francés.

Caisse Centrale de Reassurance, un grupo reasegurador propiedad del Estado francés, estimó que los costos de los daños provocados por Irma ascienden a unos 1.200 millones de euros (1.440 millones de dólares). El presidente de Francia, Emmanuel Macron, visitará San Martín el martes.

En tanto Barbuda, con una población de unos 1.800 personas, se enfrenta a una reconstrucción que podría alcanzar cientos de millones de dólares, dijeron funcionarios locales tras el paso del huracán.

El primer ministro de Antigua y Barbuda, Gaston Browne, dijo que Irma había provocado una “devastación absoluta” en Barbuda, a la que describió como “apenas habitable” luego de que el 90 por ciento de los automóviles y edificios sufrieron daños.

Irma también azotó a las Islas Vírgenes Británicas, donde podían verse yates amontonados unos encima de otros en las marinas y decenas de casas en la capital Road Town sufrieron daños importantes.

(Reporte adicional de Nelson Acosta y Marc Frank en La Habana, Matthias Blamont en París, Anthony Deutsch y Toby Sterling en Ámsterdam, Kylie MacLellan en Londres, Makini Brice en Haití, escrito por Dave Graham; editado en español por Hernán García)

Olas de 11 metros de Irma provocan estragos en la capital de Cuba y vientos sacuden a Varadero

Por Nelson Acosta

LA HABANA (Reuters) – Olas de hasta 11 metros azotaron el domingo comercios a lo largo del famoso malecón que bordea la costa de La Habana después del paso del huracán Irma, cuyos remanentes obligaron a evacuar hoteles famosos como el Copacabana.

Irma, una de las tormentas más poderosas en golpear el Atlántico, tocaba tierra el domingo en el archipiélago de los Cayos de Florida con lluvias y vientos de hasta 210 kilómetros por hora (kph). En Florida, 6 millones de personas esperaban en refugios o viviendas el golpe del huracán, que enfilaba hacia el norte bordeando la costa del estado. [nL2N1LQ0BE]

Cuando Irma tocó tierra el sábado en la costa norte de la isla con categoría 5 voló techos, arrancó árboles y derribó postes del tendido eléctrico y causó daños en centros turísticos.

Equipos de bomberos y personal de la Cruz Roja pasaron la noche del sábado y hasta la madrugada del domingo rescatando a los cubanos de sus viviendas en el centro de La Habana, mientras el mar penetraba con furia provocando serias inundaciones.

Aunque Varadero, el polo turístico más importante del país situado a 116 kilómetros al este de La Habana, escapó del golpe directo de Irma los vientos de la tormenta causaron estragos en las instalaciones de hoteles, devastando mucha infraestructura.

“En Varadero hay que significar que los daños preliminares están concentrados en estructuras metálicas, afectaciones en techos y algunos derrumbes parciales en las instalaciones”, dijo el domingo a la televisión local Teresa Rojas Monzón, presidenta de la Defensa Civil de Matanzas, donde se ubica el balneario.

Poco antes, un reportero de la televisión estatal dijo que era imposible dejar su ubicación en la madrugada del domingo por las lluvias y las ráfagas de vientos pero que parecía que había daños considerables en hoteles y villas turísticas de la playa.

Miles de turistas habían sido trasladados a Varadero desde los complejos turísticos del centro del país, cuyas instalaciones como los Cayos Coco y Guillermo, en Ciego de Ávila, quedaron destruidas por el azote de Irma.

“Los vientos eran tan duros que no nos dejaban concertar el sueño el sábado y la madrugada del domingo. Nunca se habían sentido tan fuertes acá en la playa”, dijo a Reuters por teléfono Osmel de Armas, fotógrafo acuático en Varadero.

“Esto es un desastre completo y costará trabajo en encaminar el balneario. Irma no es cosa de juego, cuídense”, dijo De Armas, en un mensaje a los cubanos que viven en Miami.

(Con reporte adicional de Marc Frank en La Habana. Editado por Pablo Garibian)

Millones esperan en refugios mientras huracán Irma llega a Florida

Por Andy Sullivan y Bernie Woodall

MIAMI/FORT MYERS, EEUU (Reuters) – Millones de personas se albergaban en refugios o viviendas con las ventanas tapiadas en Florida el domingo mientras el huracán Irma, una de las tormentas más poderosas registradas en el Atlántico, alcanzaba al estado norteamericano con vientos de 210 kilómetros por hora.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) proyectó mareas de tormenta potencialmente mortales, con una crecida del agua sobre tierra por hasta 4,6 metros a lo largo de algunas partes de la costa.

Al tiempo que la tormenta tocaba tierra en el archipiélago de los Cayos de Florida, en la punta sur del estado, lluvias torrenciales y vientos potentes dejaron sin energía a casi 800.000 casas y negocios en el continente, de acuerdo con las empresas de servicios públicos.

“Recen por nosotros”, dijo el gobernador de Florida Rick Scott en una entrevista con ABC News. Su estado se preparaba para recibir a la masiva tormenta, que ya dejó un sendero de destrucción en el Caribe.

Irma, que causó una de las mayores evacuaciones en la historia de Estados Unidos, provocaría daños por miles de millones de dólares al tercer estado más poblado del país, un polo turístico mayor, con una economía que representa el 5 por ciento del producto interno bruto (PIB) estadounidense.

Irma era un huracán de categoría 4 que a las 910 hora del Este de Estados Unidos (1310 GMT) llegó al Cayo Cudjoe, en una trayectoria que lo llevará a la costa de Florida en el Golfo de México cerca de ciudades como Tampa y St. Petersburg, dijo el CNH. Los expertos en pronósticos también alertaron que se podrían formar tornados en amplias partes del estado.

Irma, que mató al menos 22 personas mientras cruzaba por las islas del Caribe hacia Florida, ya dejó al menos un muerto en el estado. Trabajadores de emergencias en los Cayos de Florida dijeron que sacaron el cuerpo de un hombre de su camioneta, que había chocado contra un árbol en medio de los fuertes vientos.

Pero los funcionarios dicen que es el agua, no los vientos, lo que se debería temer más.

“La marejada tiene el mayor potencial para matar la mayor cantidad de personas y causar la mayor cantidad de daño”, dijo Brock Long, administrador de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias en “Fox News Sunday”.

El camino del huracán es “el peor de los escenarios” para la costa oeste de Florida y los cayos del estado, agregó.

TRUMP HABLA CON GOBERNADORES

Por su parte, el presidente estadounidense Donald Trump habló con los gobernadores de Alabama, Georgia, Carolina del Sur y Tennessee, dijo la Casa Blanca.

En Miami, una mujer en el vecindario del Pequeño Haití dio a luz por sus propios medios mientras personal médico le daba indicaciones por teléfono, ya que los trabajadores de emergencias no pudieron llegar a ella, dijo la ciudad de Miami en Twitter. La madre y el recién nacido están ahora en un hospital.

Antes de la tormenta, los funcionarios de Florida ordenaron la evacuación de un total de 6,3 millones de personas, o alrededor de un tercio de la población del estado.

Pero algunos residentes del estado planeaban soportar el paso de la tormenta en sus casas. En Clearwater, en la mitad de la costa del estado sobre el Golfo de México, Sarah Griffin dijo que planeaba resistir en un armario en su casa de concreto, que había sido reforzada con tablones.

“Debes tener mucha cerveza, (ron) Captain Morgan, vodka, (y) lo superarás”, dijo Griffin, de 52 años.

El CNH dispuso advertencias de huracán y de tormenta tropical extendiéndose casi por toda Florida hasta Georgia y Carolina del Sur, donde viven 20 millones de personas.

Irma llega pocos días después de que el huracán Harvey descargara cantidades récord de lluvia en Texas, causando inundaciones sin precedentes, dejando al menos 60 muertos y daños a la propiedad estimados en 180.000 millones de dólares. La temporada de huracanes del Atlántico aún tiene casi tres meses por delante, hasta noviembre.

(Reporte adicional de Sarah Marsh en Remedios, Marc Frank y Nelson Acosta en La Habana, Bernie Woodall, Ben Gruber y Andy Sullivan en Miami, Jeff Mason en Washington; Escrito por Scott Malone; editado en español por Gabriel Burin)