17 febrero, 2019
  • Home
  • Mundo
  • Regreso triunfal a Australia del futbolista de Baréin detenido en Tailandia
Mundo

Regreso triunfal a Australia del futbolista de Baréin detenido en Tailandia

El futbolista bareiní Hakeem Ali Al Araibi escoltado por la policía en un tribunal en Bangkok el 4 de febrero de 2019. ©AFP

Melbourne (AFP) – El futbolista Hakeem Ali Al Araibi regresó el martes a Australia, tras dos meses de impedimentos en los que estuvo detenido en Tailandia y amenazado de ser extraditado a su país natal, Baréin. 

“Quiero agradecer a Australia (…) Todavía no tengo la nacionalidad, pero mi país es Australia.Quiero morir en Australia”, declaró sonriente al bajar del avión el futbolista, que tiene estatuto de refugiado político en este país.

Numerosos seguidores, vestidos con camisetas #SAVEHAKEEM, lo esperaban a su llegada al aeropuerto.

Tras más de 70 días detenido en Tailandia, el exjugador de la selección nacional de fútbol de Baréin abandonó el reino el lunes por la noche en una avión rumbo a Melbourne, después de que el emirato renunciara a su demanda de extradición.

“Hemos sido informados por el ministro de Exteriores de la retirada por parte de Baréin de su demanda de extradición.Si ellos no lo reclaman, no tenemos ninguna razón para mantenerlo aquí”, había informado poco antes la fiscalía tailandesa.

El emirato señaló sin embargo en un comunicado que las “acciones judiciales” y el “veredicto de culpabilidad contra Al Araibi siguen en vigor”.

“Me siento feliz que Hakeem vuelva a casa y me haría feliz verlo en su casa”, se congratuló por su parte el primer ministro australiano, Scott Morrison, mientras daba las gracias a las autoridades tailandesas.

Hakeem Al Araibi, de 25 años, fue detenido el 27 de noviembre por los servicios de inmigración tailandeses cuando acababa de llegar a Bangkok para pasar unas vacaciones con su esposa porque sobre él pesaba una orden de detención internacional emitida por las autoridades de su país.

La justicia de Baréin le condenó a 10 años de prisión en 2014 después de ser acusado de haber dañado un puesto policial en 2012 durante las manifestaciones al margen de la “Primavera Árabe”, pero él afirma que se encontraba en el extranjero para jugar un partido en el momento en el que se cometió ese presunto delito.

Al sentirse amenazado por haber criticado al jeque Salman bin Ibrahim Al Jalifa, miembro de la familia gobernante y presidente de la Confederación Asiática de Fútbol, Al Airibi huyó y obtuvo el estatuto de residente permanente en Australia.

Relacionados

Varios muertos en Zimbabue durante manifestaciones contra el alza de la gasolina

Tribunal ruso prolonga tres días la detención de “call girl” bielorrusa

En el este de Siria, mujeres y niños huyen del EI sin nada y en medio del frío

Deja un comentario