El tiempo - Tutiempo.net
Mundo

Afganistán seguirá liberando presos pese a las dudas de los talibanes

09 de abril de 2020


Kabul, 9 abr (EFE).- El Gobierno afgano seguirá su agenda unilateral de liberación de presos talibanes, con una nueva tanda de un centenar este jueves y más en los próximos días, pese al rechazo del plan por parte de los insurgentes, que creen que el Ejecutivo les está engañando y libera a prisioneros irrelevantes.

"El proceso de liberación de prisioneros continuará y los liberados son parte de la amplia lista que los talibanes compartieron con nosotros a través del equipo técnico que enviaron a Kabul", aseguró a Efe Javid Faisal, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, organismo encargado del proceso.

"El Gobierno liberará a otros cien prisioneros talibanes hoy (jueves)", anunció e indicó que, de nuevo, seráN liberados en función de su edad, estado de salud y vulnerabilidad ante la pandemia del coronavirus, así como del tiempo que les reste de condena.

LIBERACION UNILATERAL

Bajo los mismos criterios, las autoridades afganas pusieron en libertad al primer centenar de talibanes presos este miércoles, un día después de que el equipo técnico que los insurgentes enviaron a Kabul para coordinar el proceso dejase la capital, asegurando que las negociaciones habían sido "infructuosas".

Poco después de la salida de la cárcel de Bagram, cercana a Kabul, de esa primera tanda de prisioneros, los talibanes mostraron su desacuerdo con el proceso que, aseguran, es contrario a lo que firmaron el 29 de febrero en Catar con Estados Unidos.

Un pacto por el que los insurgentes se comprometieron a liberar a 1.000 miembros de las fuerzas afganas en su poder a cambio de 5.000 talibanes, y que fija en 14 meses el plazo en el que las fuerzas extranjeras deben salir de Afganistán.

Faisal argumentó que el proceso de liberación es "acorde" con el decreto presidencial del pasado 11 de marzo, que establecía un proceso por fases y condicionado a la reducción de la violencia por parte de los talibanes.

Así, según la norma, en los primeros 15 días serán liberados 1.500, a razón de un centenar diario y el resto, en tandas de 500 cada dos semanas, cifras que pueden variar, según Faisal.

"Un centenar cada día no es obligatorio, ya que el número puede subir o bajar", señaló, sin detallar los factores que pueden hacer variar esas cifras.

"No es aceptable para nosotros, queremos que los prisioneros sean liberados conforme al acuerdo de paz", explicó a Efe el portavoz de los talibanes en Catar, Suhail Shaheen, quien indicó que en dicho pacto "está escrito que los 5.000 prisioneros serán liberados sin ningún problema ni dilación".

LOS 15 TALIBANES DE LA DISCORDIA

Las conversaciones entre el Gobierno afgano y la delegación de tres talibanes -que pisaban Kabul de manera oficial por primera vez en 19 años- encallaron ante la negativa gubernamental a liberar primero a 15 talibanes preeminentes, como demandaban los insurgentes, al considerar que habían participado en "grandes ataques" y que podrían reincorporarse al frente de batalla.

Según los talibanes, ese grupo se quedaría en Kabul formando parte del equipo técnico para colaborar en las tareas de identificación de los presos liberados.

"Estos 15 prisioneros identificarán a los liberados uno por uno e identificarán bien qué prisionero nos pertenece y qué prisionero no es nuestro", arguyó Shaheen, mostrando además sus dudas ante las trampas que podría estar haciendo el Gobierno con su liberación unilateral.

"Tenemos dudas y tememos que (el Gobierno) nos entregue presos comunes e irrelevantes por error o intencionalmente para engañarnos. Somos conscientes y hemos escuchado que (el Gobierno) está intentando hacer eso", advirtió.

LA PAZ EN PELIGRO

Shaheen enfatizó que la liberación de los 5.000 prisioneros es parte del "proceso de paz (intraafgano) y el marco para ese proceso de paz es el acuerdo de Doha".

"Hasta que los 5.000 prisioneros no sean liberados, hasta ese momento, las conversaciones intraafganas no comenzarán", avisó, en referencia a las negociaciones entre insurgentes y Gobierno afgano por las que pretenden alcanzar un acuerdo político que dé término a la guerra que asola el país desde la invasión estadounidense en 2001.

"Nuestro proceso de liberación de prisioneros es parte de nuestros esfuerzos para (alcanzar) la paz", dijo por su parte Faisal, dando a entender que el Gobierno seguirá su hoja de ruta pese a la oposición de los talibanes.

Unas posturas enrocadas que para algunos analistas hacen peligrar las negociaciones de paz posteriores.

"Tanto el Gobierno como los talibanes de alguna manera quieren trabajar por la paz, pero ¿por qué deben estar en diferentes posiciones en todo? Ambas partes deben coordinar sus esfuerzos para tener éxito en el proceso de liberación de prisioneros y comenzar el siguiente paso, que serán las negociaciones cara a cara", indicó a Efe el analista del Rana Think Tank, Hafiz Ahmadi.

Baber Khan Sahel

TEMAS

BUSCAR

NEWSLETTER

¡SEGUINOS!