El tiempo - Tutiempo.net
Cultura

Ámbar Luna, la chilena que hizo historia en el freestyle para poder cantar

18 de septiembre de 2020


Para continuar leyendo suscríbete al plan premium:

Santiago de Chile, 18 sep (EFE).- La vida de la cantante chilena Ámbar Luna dio un vuelco cuando tomó la decisión de presentarse a la Red Bull Batalla de los Gallos en su país natal. Rodeada por hombres demostró su habilidades, ganó y dejó la competición. De ese viaje entre luces y sombras nace ahora su primer disco: "Carne".

Bajo el nombre de Dionisia, Luna hizo historia en 2019 al convertirse en la primera mujer en clasificar entre los 16 mejores "freestylers" del torneo en Chile, un hecho sin precedentes que la catapultó a la fama dentro del mundillo y atrajo las miradas de la industria musical.

Ahora, cerca de un año después, explicó en una entrevista con Efe que tuvo que "dejar atrás ese alterego" porque no se sentía "identificada" con lo que hacía y apostó por su "hobby de toda la vida: la música", una decisión que cerró al firmar por el sello californiano Nacional Records con tan solo 20 años.

"Amo hacer freestyle y rapear, pero siento que ocupar esa habilidad para insultar a alguien es como mancharlo. Voy a esperar a que me insulte (el oponente) para responderle, porque en verdad no tengo nada que decirle, no lo conozco, dentro de mÍ no está eso, no existe esa violencia que se genera en este mundo", dijo la cantante.

VIOLENCIA DENTRO Y FUERA DE LOS ESCENARIOS

Una violencia que sufrió de primera mano no solo en los escenarios, donde tanto ella como otras compañeras han denunciado los "insultos, la hipersexualización o las descalificaciones" que reciben constantemente solo por ser mujeres en un entorno fuertemente "masculino", si no también en su vida personal.

Después del éxito se alejó de la vida pública y las redes sociales, hasta que denunció públicamente a su expareja, Teorema, también freestyler y campeón nacional de Chile en 2019, por abuso sexual.

"Yo creo que el freestyle me hizo vivir uno de los peores procesos de mi vida, que deterioró mi salud mental hasta un punto increíble. Pero hoy por hoy estoy bien, siento que me hizo aprender y ser una mujer con un carácter muy fuerte, sin miedo a decir lo que pienso", detalló Luna.

A los encontronazos que tenía con sus adversarios en la tarima, donde admite que le han llegado a decir "te voy a violar" mientras a ella se le criticaba por hablar de "feminismo o causas políticas", se sumaron las hordas de fan de su expareja, quienes llenaron sus redes sociales con mensajes de odio.

"Me da pena, siento que si una persona es evidenciada de su violencia y de lo malo que tiene no es para que lo marginen y lo odien toda la vida, todo lo contrario. Es una experiencia, reeducate, reinsertate y listo, te disculpo y fue", indicó.

"Pero claro, hay un espectador y un receptor de esto que son niños de 13 años, a los que matarle a su ídolo y a su competencia es totalmente fuerte", prosiguió, "recuerdo que mi abuela me decía que me fuera a vivir con ella, que no podía dejarme salir a la calle con todas esas amenazas".

PROYECTOS CON PRODUCTORES DE RENOMBRE

Ahora todo ha cambiado para Ámbar Luna, quien acaba de publicar el primero de los tres EP que darán forma a "Carne", que verá la luz por completo en 2021, un abanico de cuatro canciones en las que la polifacética artista da muestras de la cantidad de registros que domina: rap, R&B, reguetón, trap.

Y a los que promete sumar otras modalidades en los próximos dos EP, donde llegó a afirmar que habrá hasta sonidos flamencos y acústicos.

Todo ello sobre ritmos de productores de gran renombre internacional como los españoles Cookin' Soul, el puertorriqueño Full Harmony o los argentinos Frikstailers.

"Ha sido un proceso increíble, más el hecho de que me den la oportunidad de poder plasmar mi letra y mi sello personal dentro de las canciones. Que en sí es que tenga una letra aparte de esa musicalidad o de lo sonoro, que es casi algo que lo encuentro más poético. Estoy muy agradecida", indicó la chilena.

Un objetivo, el de hacer música que hable de lo propio, lo vivido y lo compartido que la ha llevado durante los últimos años a rapear en "tocatas, en la calle, microescenarios, ollas comunes y asambleas feministas" o en cualquier "tipo de movimiento de cambio político" que ser acercara a su visión del mundo.

En ese sentido se siente motivada de cara la futuro, dijo visiblemente emocionada, aunque a la espera de que la situación de crisis sanitaria por la pandemia de la COVID-19 permita la reactivación del circuito musical.

"(Quiero) terminar el disco y hacer shows, muchos shows... Tengo viajes planeados a México y España. Estoy impaciente creando, terminando unos documentales, haciendo beats, grabando, sacando fotografías, metida en el modelaje,...", concluyó Luna.

Un torbellino de ideas y procesos creativos que describen muy bien al personaje, a la cantante que busca conocerse y darse a conocer evolucionando frente a las adversidades, la misma que al comenzar el disco canta con convicción: "agradezco la experiencia de aquel lugar incorrecto".

TEMAS

BUSCAR

NEWSLETTER

¡SEGUINOS!