El tiempo - Tutiempo.net
Economía

Argentina exporta doce millones de dólares en telecomunicación satelital

27 de noviembre de 2020


Buenos Aires, 27 nov. (EFE).- La empresa estatal argentina Arsat reportó este viernes un saldo de 12 millones de dólares por la exportación de servicios de los dos satélites de telecomunicaciones de los que dispone, Arsat-1 y Arsat-2, que vende principalmente a Estados Unidos y otros países del continente.

El ingreso por exportación de servicios representan un 30 % de los 40 millones que la empresa ingresó este año, aproximadamente, gracias a los dos satélites que tienen un grado de ocupación de más del 90 %.

La empresa prevé incrementar los servicios que ofrece en el exterior gracias a la reanudación del plan satelital que anunció meses atrás el presidente Alberto Fernández, y que permitirá el desarrolló del que será el tercer satélite de la flota, el Arsat-SG1.

Este satélite, que se encuentra en fase de desarrollo y esperan lanzar en 2023, tendrá una capacidad de tráfico de 70 Gigabits por segundo (Gbps) para brindar internet satelital, de los cuales 50 Gbps estarán destinados a cubrir todo el territorio de Argentina y los otros 20 Gbps ofrecerán servicios en diversas regiones de países limítrofes como Chile, Bolivia y Paraguay.

"Arsat vende sus servicios a empresas extranjeras, exportamos tecnología satelital y valor agregado”, expresó el jefe de Gabinete argentino, Santiago Cafiero, durante la presentación del Plan Nacional de Conectividad “Conectar”.

En el comunicado emitido por la compañía estatal resaltan que su actividad "no solo genera divisas de forma directa a través de la exportación de servicios, sino que impide la salida de las mismas al imponerse sobre la competencia internacional en el mercado nacional", y recuerdan que en el caso de un satélite de telecomunicaciones el costo de desarrollo y fabricación se amortiza con un tercio de su vida útil.

"Toma relevancia que la vida útil de un satélite de telecomunicaciones es de 15 años y que el recupero de la inversión total que requiere el proyecto, calculada en 250 millones de dólares, se logra en 5 años. Es decir que los otros 10 años que tiene de funcionamiento son de ganancia", destaca el texto.

Argentina cuenta también con una flota de dos satélites para la observación terrestre, operados por la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE), con los que también comercializan servicios hacia otros países.

El SAOCOM 1B, el último de estos satélites de observación, fue lanzado a finales de agosto desde una plataforma de SpaceX en Estados Unidos, y pasó a unirse a su predecesor tras varios meses de aplazamientos por la pandemia de coronavirus.

El SAOCOM 1A comenzó a construirse en 2013 y se lanzó en octubre de 2018, mientras que el 1B empezó a fabricarse en 2015 e iba a ponerse en órbita en marzo pasado, pero la pandemia de coronavirus obligó a posponer el lanzamiento hasta el 30 de agosto.

TEMAS

BUSCAR

NEWSLETTER

¡SEGUINOS!