El tiempo - Tutiempo.net
Medio Ambiente Economía

Chile recibe dos gigantes parques nacionales donados por una fundación

26 de abril de 2019


Imagen del parque Pumalín, en Chile, el 7 de septiembre de 2005. ©AFP

Santiago (AFP) - La fundación Tompkins Conservation, del fallecido filántropo estadounidense Douglas Tompkins, donó este viernes al Estado chileno cerca de 400.000 hectáreas en los parques Pumalín y Patagonia, en el sur del país, una de las mayores cesiones de tierras privadas a un país.

La ceremonia, celebrada en la localidad de Chaitén, en la región de Los Lagos, concreta el acuerdo firmado hace dos años entre la Tompkins Conservation y el Estado chileno para el traspaso de los parques Pumalín Douglas Tompkins y Patagonia, cumpliendo un viejo anhelo de Tompkins, quien inició su proyecto conservacionista en el sur del país hace más de dos décadas.

"Hemos cumplido el sueño de que los parques Pumalín y Patagonia sean parques nacionales de todos y para todos", dijo este viernes su viuda, Kristine Tompkins, en la ceremonia de traspaso al Estado de Chile, representado por el ministro de Agricultura, Antonio Walker, y por José Manuel Rebolledo, director ejecutivo de Corporación Nacional Forestal (Conaf), que administrará desde ahora los parques.

Kristine Tompkins se hizo cargo de la presidencia de la Fundación luego del fallecimiento en 2015 de su esposo en un accidente de kayak, dejando inconcluso el que fue inicialmente su incomprendido proyecto conservacionista.Muchos lo criticaron porque pensaban que instalaría allí un basurero nuclear o fundaría un Estado judío.

Además de estos dos parques, la Fundación entregó también terrenos para la creación de otras tres áreas naturales: "Melimoyu", "Cerro Castillo" y "Kawésqar", para la ampliación de tres Parques Nacionales ya existentes (Hornopirén, Corcovado e Isla Magdalena).

Esta donación se suma a la realizada en 2005, cuando se creó el Parque Nacional Corcovado, y a la de 2013, que dio origen al Parque Nacional Yendegaia.En total, Tompkins Conservation ha cedido cerca de 530.000 de hectáreas al Estado chileno.

- Gran desafío -

A partir de ahora, la administración de Pumalín y Patagonia estará a cargo de la Corporación Nacional Forestal (Conaf), que invertirá 350 millones de pesos (cerca de medio millón de dólares) en la contratación de 25 guardaparques y en administrar su infraestructura.Los hoteles, cafés, restaurantes, sitios de camping y senderos turísticos que se encuentran en los parques serán concesionados a privados, de acuerdo al gobierno.

"Tenemos el gran desafío de seguir protegiendo y conservando las áreas silvestres del Estado de Chile, porque no sólo son un legado natural y ambiental para nuestro país, sino que son patrimonio de toda la humanidad", dijo el titular de Agricultura.

"Ahora es cuando el verdadero trabajo comienza, ya que no es solo el Estado el responsable de cuidar este patrimonio, sino que también es labor de la sociedad, de cada uno de nosotros, que estos parques sean conservados y protegidos para el futuro", dijo por su parte Kristine Tompkins.

Ambos parques se encuentran en la comuna de Chaitén (unos 1.128 km al sur de Santiago) en plena Patagonia, la zona más visitada del país, donde cada año acuden más de 100.00 turistas atraídos por sus prístinos lagos, impresionantes montañas y extensos bosques.

Pumalín está conformado por muchas cuencas hidrográficas, altas montañas, volcanes, glaciares, ríos, fiordos, bosques templados lluviosos, zonas lacustres y marinas, tundras y toda su fauna silvestre asociada, con la presencia de múltiples especies de flora, como la luma, tepa, canelo, tineo, tiaca y coigüe de Chiloé.

El Parque Patagonia, en tanto, es un hábitat de numerosas especies amenazadas y en peligro de extinción, como el emblemático ciervo huemul.

Los dos parques se integran en la Red de Parques de la Patagonia, que supone un área de conservación de 4,5 millones de hectáreas en el extremo sur del continente americano.

- Romper las sospechas -

Fundador de la marca de ropa y material deportivo The North Face y de moda Esprit, Douglas Tompkins dejó sus negocios para instalarse en 1990 en la Patagonia de Chile, fascinado por sus paisajes salvajes y agrestes.

Sus primeros años en Chile los vivió bajo sospecha, ya que su anuncio de comprar casi 300.000 hectáreas para crear el Parque Pumalín, en la provincia de Palena, generó suspicacias en un país que recién dejaba atrás la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y donde ni se hablaba de filantropía.

La batalla más dura la tuvo durante el gobierno del presidente Eduardo Frei (1994-2000), que logró frenar el avance del Parque Pumalín, con el argumento de querer proteger a los colonos y la integridad territorial de Chile.

BUSCAR

NEWSLETTER

¡SEGUINOS!