El tiempo - Tutiempo.net
Crimen

El Congreso desactiva el proyecto de estado de excepción en un departamento paraguayo

28 de enero de 2020


Asunción, 28 ene (EFE).- La Comisión Permanente del Congreso de Paraguay desactivó este martes un proyecto de ley presentado con objeto de ser tratado en las dos Cámaras en el que se solicita la declaración del estado de excepción en el departamento de Amambay, donde la semana pasada se produjo la fuga de 75 presos ligados a un cartel brasileño.

Una gran mayoría de legisladores, tanto de la derecha como de izquierda, votaron en contra de convocar a la dos Cámaras, que se encuentran en receso estival, para debatir ese proyecto que fue presentado la semana pasada por el presidente del Congreso, Blas Llano.

La votación estuvo precedida de varias intervenciones en las que se puso sobre la mesa la fuga de esos 75 reclusos del grupo criminal brasileño Primer Comando Capital (PCC) y se hizo alusión a la corrupción penitenciaria como causa de ese hecho.

El diputado Celso Kennedy, del Partido Liberal, el mismo que el de Llano y el mayor de la oposición, dijo que el proyecto no tiene justificación desde el momento en que el Ejecutivo no hizo uso de sus facultades para declarar esa medida tras la fuga.

"Ahora resulta extemporáneo", acotó Kennedy.

En parecidos términos se expresaron desde el gobernante Partido Colorado los diputados Derlis Maidana y Norma Camacho, quienes recordaron que el Ejecutivo dispone de herramientas legales como la ley que autoriza el empleo de las Fuerzas Armadas en cuestiones de seguridad interna en los departamentos de San Pedro, Concepción y Amambay.

De esa ley nació la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), creada para el combate a la guerrilla Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), que tiene presencia en esos departamentos.

Por su parte, Sixto Pereira, senador de la concertación de izquierda Frente Guasu, señaló que esa declaración supondría "dar carta blanca a más malversación de recursos, a más corrupción e impunidad".

Pereira observó además que lo ocurrido en la prisión de Pedro Juan Caballero es suficiente para impulsar un juicio político contra el presidente del país, Mario Abdo Benítez, algo que ya fue mencionado la semana pasada por la oposición, pero que no ha tenido recorrido.

El único legislador en defender el proyecto fue el senador liberal Fernando Silva Facetti, que acusó al Ejecutivo de inacción y defendió el estado de excepción como un "plus" para mostrar "a la gente que el Estado sigue vigente".

La propuesta para declarar el estado de excepción en Amambay fue presentada por Llano ante la "grave conmoción interior generada por la fuga masiva de criminales de alta peligrosidad" en ese departamento, frontera con Brasil.

El Gobierno ha admitido que la fuga se relaciona con la corrupción del sistema penitenciario y a fallos de inteligencia, ya que en diciembre el Ministerio de Justicia había alertado de un plan de fuga en esa cárcel.

Un total de 32 funcionarios penitenciarios de ese centro de reclusión, entre ellos el director y el jefe de personal, fueron detenidos e imputados por los delitos de liberación de presos, frustración de la ejecución penal y asociación criminal.

Un total de once presos han sido recapturados tras la fuga, el último un brasileño procesado por posesión y tráfico de drogas, que sería un importante cargo en la estructura del PCC, según las autoridades.

TEMAS

BUSCAR

NEWSLETTER

¡SEGUINOS!