El tiempo - Tutiempo.net
Accidentes

El Pantanal brasileño registra en julio sus peores incendios con una fuerte sequía

01 de agosto de 2020


Sao Paulo, 31 jul (EFE).- El Pantanal brasileño, uno de los principales humedales del planeta, registró en julio los mayores incendios para el mes en dos décadas tras una sequía histórica en el estado de Mato Grosso do Sul, según explicó a Efe el secretario de Medio Ambiente de la región, Jaime Verruck.

Tan sólo en julio se registraron un total de 1.669 focos de incendio en el Pantanal, el número más elevado para el mes desde que comenzaron a ser medidos por las autoridades en 1998.

En julio fueron calcinadas 180.000 hectáreas, mientras que en los primeros siete meses del año el fuego consumió un total de 820.000 hectáreas en el Pantanal, un bioma que también se expande por el vecino estado de Mato Grosso, donde igualmente se han intensificado los incendios.

"Desde enero hasta ahora estamos con una incidencia superior a la media histórica. Desde inicios de 2020 registramos 4.203 focos de calor, tuvimos años mayores que eso, pero el mes de julio está siendo récord", recalcó el secretario.

Mato Grosso do Sul es actualmente el quinto estado del país con mayor número de focos de incendio, pero la localidad de Corumbá, un municipio del tamaño de Río de Janeiro, se encuentra en el primer lugar de la lista de municipios con fuegos.

Corumbá, al igual que Ladario, fue declarada esta semana en emergencia debido al avance de los incendios en la zona, los cuales coinciden con la época de sequía, que este año es la peor en medio siglo.

Las Fuerzas Armadas se han sumado a los trabajos realizados por el Cuerpo de Bomberos de Mato Grosso do Sul, que desplazó para la región unidades de todo el estado, principalmente de la capital Campo Grande, a 427 kilómetros de distancia.

"Declaramos emergencia ambiental hace una semana, conseguimos en la última semana reducir los focos de incendio un 50 %. Cuando empezamos la operación en Corumbá había 163 focos y ahora hay 40 focos", resaltó el secretario.

De acuerdo con Verruck, la situación comienza "a estar bajo control", pero el Pantanal, reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y donde conviven miles de mamíferos, peces y aves, continuará en estado de emergencia durante 180 días debido a la ausencia de lluvias prevista para los próximos tres meses.

El uso del fuego es una práctica tradicional para preparar los campos de siembra en Brasil, pero el Gobierno de Mato Grosso do Sul, así como el Gobierno federal, ha prohibido su uso para evitar que aumenten los incendios tanto en el Pantanal como en otros puntos del país, como la Amazonía brasileña.

El año pasado, unos vastos incendios en la Amazonía y el Pantanal se expandieron por toda la región y sus impactantes imágenes alarmaron al mundo y a líderes de los países más desarrollados, que pusieron en duda las políticas de preservación del Gobierno del ultraderechista Jair Bolsonaro.

Pese a la prohibición del fuego en la Amazonía por parte del Gobierno, la selva tropical más grande del mundo registró la víspera el mayor número de focos de calor de los últimos quince años, de acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE) al que tuvieron acceso medios locales.

TEMAS

BUSCAR

NEWSLETTER

¡SEGUINOS!