El tiempo - Tutiempo.net
Política

El Parlamento libio decidirá sobre un gobierno que incumple la cuota femenina

07 de marzo de 2021


Trípoli, 7 mar (EFE).- El Parlamento libio, dividido desde 2014, tiene previsto reunirse este lunes para considerar la posibilidad de otorgar el voto del confianza al nuevo Gobierno Nacional de Unidad (GNU), presentado por el primer ministro designado, Abdel Hamid Dbeibah, entre agudas críticas por incumplir la cuota exigida de mujeres.

Dbeibah, acusado de haber comprado los votos durante el proceso de formación del nuevo Ejecutivo, ha enviado una lista con 27 ministros, dos viceprimeros ministros y seis secretarios de estado, en la que según la última versión solo figura el nombre de cinco mujeres, un 14% frente al 30% impuesto por el Foro de Diálogo Político de Libia (FDPL), órgano no electo creado por la ONU.

De acuerdo con el diario local "Libyan Express", el grupo de mujeres lo lidera Lamia Abuesderia, miembro del partido Al Watan, que de conseguir el voto de confianza se convertirá en la primera mujer responsable de la diplomacia libia.

Halima Ibrahim Abdulrahman sería también la primera mujer propuesta para dirigir el ministerio de Justicia mientras que Aafaa al Kelani se haría cargo de Asuntos Sociales y Mabrouka Toufo Aoki de Cultura. La escasa cuota de mujeres la cierra Marin Khalid Alttayib, ministra de Estado para asuntos femeninos.

"Hemos buscado el equilibrio entra la capacitación y la representación geográfica para que represente a todos los libios, teniendo en cuenta los conflictos anteriores que han hecho que muchos libios se hayan sentido marginados en los últimos años ", explicó el primer ministro.

UN VOTO DE CONFIANZA POLÉMICO

La sesión del lunes se desarrollará en medio de la polémica sobre la supuesta compra de voluntades durante el proceso de votación en el FPDL, un mecanismo creado "ad hoc" por la ONU para tratar de frenar la guerra civil que ensangrienta el país.

La presunta corrupción se ha filtrado desde el Panel de Expertos de la ONU y supuestamente habría permitido la elección por estrecho margen de la candidatura liderada por el actual presidente del Consejo Presidencial interino, Mohamad al Menfi, y de la que formaba parte Dbeibah, cuya familia mantuvo lazos con la dictadura de Muamar al Gadafi, derrocado y asesinado en 2011.

La semana pasada, una vez conocida la filtración, el presidente del Parlamento, Aquilah Saleh, líder de la lista perdedora, sugirió la posibilidad de que la sesión de voto de confianza se posponga hasta el día 15 de marzo, fecha en la que está previsto que se publique el informe del Panel de Expertos en la que al parecer se acredita la denuncia.

Un aplazamiento al que se opuso de inmediato la misión de la ONU en Libia (UNSMIL), principal impulso del actual proceso de reconciliación política, y que se juega su prestigio frente a las maniobras de Turquía y Rusia, las potencias más influyentes en el conflicto libio.

Moscú, que apoya al mariscal Jalifa Hafter, tutor del Ejecutivo no reconocido en el este y hombre fuerte del país, y Ankara, pilar del Gobierno de Acuerdo Nacional impulsado por la ONU en 2016 en Trípoli (GNA), han enviado en los últimos años miles de mercenarios a Libia, armas e incluso soldados propios en el caso de Turquía, que han contribuido a azuzar el conflicto fratricida.

Ambos mediaron en el acuerdo de alto el fuego logrado a finales de agosto y observadores locales y extranjeros le atribuyen la sorprendente victoria de la candidatura de Al Menfi y Dbaibah frente a la de Saleh y el ministro de Interior del GNA, Fathi Bashaga, cercana al parecer a potencias como Estados Unidos o Francia

TEMAS

BUSCAR

NEWSLETTER

¡SEGUINOS!