El tiempo - Tutiempo.net
Política

El partido de Evo Morales cierra filas frente al alto mando militar boliviano

22 de mayo de 2020


La Paz, 22 may (EFE).- El Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales cerró filas este viernes en apoyo de sus senadores, tras lo que considera un ataque del alto mando militar en una pugna sobre los ascensos.

La entrada del jefe de las Fuerzas Armadas bolivianas, Sergio Orellana, en el Senado junto a otros mandos para avisar de que si en una semana no se pronuncia sobre unos ascensos los militares procederán por su cuenta, desató una cascada de críticas de miembros del MAS.

La presidenta del Senado, Eva Copa, del MAS, que tiene mayoría parlamentaria, apeló a la separación de poderes, al defender que los ascensos competen a Legislativo y Ejecutivo, sin que las Fuerzas Armadas estén facultadas a presentar en el Parlamento una lista de candidatos.

La senadora "masista" Rocío Lima advirtió de que "es un asunto institucional entre órganos del Estado, por lo tanto ningún comandante tiene la atribución de dirigirse directamente a la Asamblea y mucho menos fijar un plazo", en lo que calificó de "insolencia a la Cámara de Senadores" y una "cobarde amenaza".

"Utilizando estos métodos cobardes y propios de la dictadura, ingresando al parlamento con uniforme de campaña y esto no va quedar en la impunidad", declaró a los medios.

El diputado del MAS Julio Huaraya lo definió como un allanamiento a la dignidad del Parlamento boliviano, mientras que la diputada Sonia Brito denunció el "acto de insubordinación" e instó al general Orellana a dejar el cargo.

El general acudió este jueves al Senado, donde dijo que esperarán a la siguiente semana para que se pronuncie y si la respuesta es negativa, "vamos a proceder como establece nuestra normativa" para los ascensos a generales del Ejército, Fuerza Aérea y Armada.

El procedimiento para ascensos a generales suele realizarse cada inicio de gestión mediante una lista que el Ejecutivo remite al Legislativo para su ratificación, algo que hasta ahora no ha pasado por la emergencia declarada en el país ante la pandemia del COVID-19, que ha demorado los trámites.

Evo Morales denunció desde Argentina que el proceder del alto mando conlleva otro "golpe de Estado" en Bolivia.

TEMAS

BUSCAR

NEWSLETTER

¡SEGUINOS!