El tiempo - Tutiempo.net
Problemas sociales

HRW denuncia que en la India se estimula la violencia contra los musulmanes

10 de abril de 2020


Nueva Delhi, 10 abr (EFE).- Las políticas de ciudadanía impulsadas por el Gobierno nacionalista hindú del primer ministro indio, Narendra Modi, están promoviendo la violencia y la persecución de musulmanes, denunció este viernes en un informe la organización internacional de derechos humanos Human Right Watch (HRW).

El informe titulado "'Disparar a los traidores': discriminación contra los musulmanes bajo la nueva política de ciudadanía de la India", elaborado por HRW, se refiere a la controvertida Ley de Ciudadanía propuesta por el Gobierno de Modi, y aprobada de manera relámpago por el Parlamento indio el pasado diciembre, para facilitar la vía de ciudadanía a minorías religiosas de países vecinos, excepto para los musulmanes.

"Los musulmanes en la India han estado cada vez más en riesgo desde que el gobierno del partido nacionalista hindú Bharatiya Janata (BJP), dirigido por el primer ministro Narendra Modi, fue elegido por primera vez en 2014", afirma la organización al comienzo del informe, de 82 páginas.

LA LEY DE CIUDADANIA

La enmienda hecha en diciembre a la ley de Ciudadanía, junto con un anunciado plan nacional para verificar a "inmigrantes ilegales", desató grandes protestas en todo el país, principalmente entre la minoría musulmana, dejando decenas de muertos, y cientos de heridos y detenidos.

"La policía y otros funcionarios fallaron repetidamente en su intervención cuando los partidarios del Gobierno atacaron a los que protestaban por las políticas de ciudadanía. Sin embargo, la policía arrestó rápidamente a los críticos de la política y dispersó sus manifestaciones pacíficas, incluso mediante el uso de fuerza excesiva y letal", indica HRW.

La norma que establece un proceso acelerado para miembros de minorías hindú, sij, budista, jain, parsi y cristiana provenientes de Afganistán, Bangladés, o Pakistán, "se promulgó en medio del impulso del BJP, la formación del Gobierno, para un proceso de verificación de ciudadanía en el ámbito nacional, a través de un Registro Nacional de Población (NPR) y un Registro Nacional de Ciudadanos (NRC), con el objetivo de detectar a los 'inmigrantes ilegales'", añade.

"Las políticas gubernamentales han abierto la puerta a la violencia colectiva y la inacción policial que ha infundido miedo entre los musulmanes y otras comunidades minoritarias en todo el país", dijo en un comunicado Meenakshi Ganguly, directora de Human Rights Watch para el sur de Asia.

Como parte de este escenario el informe se refiere a un vídeo, que asegura que fue grabado en febrero de 2020 durante una serie de enfrentamientos comunales entre hindúes y musulmanes, que mostraba a cinco hombres gravemente heridos en la calle golpeados por varios policías y obligados a cantar el himno nacional indio.

El primer ministro "ha pedido unión para luchar contra el COVID-19, pero aún tiene que pedir unidad en la lucha contra la violencia y la discriminación antimusulmana", reclamó Ganguly.

El informe fue hecho a partir de un centenar de entrevistas a víctimas de abuso y sus familias en Nueva Delhi y los estados de Assam y Uttar Pradesh, las regiones que han vivido los peores escenarios de violencia relacionados con estas políticas, así como a expertos legales, académicos, activistas y agentes de policía.

IDENTIFICACION DE "ILEGALES"

Un complejo censo de ciudadanía ya completado en el estado de Assam dejó a casi dos millones de personas como apátridas al considerar que no tenían documentos suficientes para probar que eran ciudadanos indios, o que habían entrado al país antes de 1971, cuando tuvo lugar la guerra de independencia del vecino Bangladé, y quedaron a expensas de tribunales para extranjeros.

"Tuvimos que vender dos vacas, pollos y cabras", dijo una mujer citada en el informe cuya familia no podía pagar las tarifas legales y de documentos para establecer sus solicitudes de ciudadanía en un Tribunal de Extranjeros.

"Ahora no tenemos nada que vender", agregó.

El Gobierno indio "ha tratado de desvincular la Ley de Ciudadanía de los procesos de verificación de ciudadanía, pero no ha podido tranquilizar a las comunidades minoritarias debido a las afirmaciones contradictorias, discriminatorias y llenas de odio de los líderes de BJP", denunció Ganguly.

La recomendación de la directora de HRW para el Sur de Asia, de acuerdo al texto, es que "el Gobierno debería revertir de inmediato las políticas que violan las obligaciones legales internacionales de la India, investigar presuntos abusos policiales y proteger la libertad de expresión y reunión".

TEMAS

BUSCAR

NEWSLETTER

¡SEGUINOS!