El tiempo - Tutiempo.net
Crimen

Jueces del Supremo lamentan muerte de Ginsburg: "una heroína estadounidense"

19 de septiembre de 2020


Washington, 19 sep. (EFE).- Los ocho jueces del Tribunal Supremo de Estados Unidos lamentaron este sábado la muerte de la magistrada Ruth Bader Ginsburg, fallecida ayer a los 87 años, en sendos comunicados en los que la describieron como una pionera por la igualdad de género y como una "heroína estadounidense".

La jueza progresista Sonia Sotomayor, de origen puertorriqueño, describió a la fallecida como "una defensora pionera en los derechos de las mujeres"

"Mi querida amiga y compañera Ruth Bader Ginsburg fue una heroína estadounidense -escribió Sotomayor-. Pasó su vida luchando por la igualdad de todo el mundo, y fue una defensora pionera de los derechos de las mujeres".

"Sirvió a la Corte (Suprema) y al país con dedicación consumada, sin descanso y pasión por la Justicia", describió la magistrada, que afirmó que Ginsburg ha dejado un legado "sin parangón".

El juez conservador Clarence Thomas, que en muchas ocasiones mantuvo posiciones opuestas a las de Ginsburg en cuestiones legales, recordó la amistad que les unió desde que se conocieron en 1990, cuando ambos trabajaban en una corte de apelaciones del Distrito de Columbia, y los innumerables retos que la magistrada afrontó en su vida personal desde la lucha contra el cáncer como la muerte de su marido, Marty Ginsburg, también por un tumor en 2010.

"A través de la pérdida de su maravilloso marido, Marty, y de sus innumerables desafíos de salud, fue imagen del coraje y la elegancia", indicó Thomas.

"Ni una sola vez la trayectoria y la calidad de su trabajo se resintieron, ni siquiera cuando ella estaba obviamente sufriendo mucho -afirmó-. Ni influyó en su conducta hacia sus compañeros".

Anoche el presidente del Supremo, John Roberts, aseguró que el país había perdido a una jueza de "estatura histórica".

"Nosotros, en el Tribunal Supremo hemos perdido a una colega querida. Hoy estamos de luto, pero con la confianza de que las generaciones futuras recordarán a Ruth Bader Ginsburg, como la conocimos, incansable y como defensora resuelta de la justicia", apuntó Roberts.

Ginsburg falleció el viernes a los 87 años de edad rodeada de su familia en su casa de Washington, D.C., debido a "complicaciones de una metástasis en el cáncer de páncreas".

La magistrada vistió durante casi tres décadas la toga negra del Tribunal Supremo, adonde llegó en 1993 como la segunda mujer de la historia que ocupaba un puesto en esta corte, después de toda una carrera dedicada a causas feministas y a los derechos civiles.

TEMAS

BUSCAR

NEWSLETTER

¡SEGUINOS!