El tiempo - Tutiempo.net
Economía

La Bolsa de Santiago se desploma un 9,3 % tras la derrota electoral de la derecha

17 de mayo de 2021


Santiago de Chile, 17 may (EFE).- La Bolsa de Santiago de Chile cerró este lunes con una dura caída del 9,3 %, su mayor retroceso desde el inicio de la pandemia, una vez consolidados los resultados electorales del fin de semana, en los que la derecha salió derrotada y obtuvo una baja representación en el órgano que redactará la nueva Constitución del país.

Los resultados electorales favorecieron a las candidaturas de oposición, de izquierda y de ciudadanos independientes, que son críticas al actual sistema económico que impera en el país austral y que tendrán la oportunidad de general cambios a partir de la nueva Carta Magna.

El IPSA, el principal índice bursátil chileno y que reúne a las 30 mayores empresas que cotizan en bolsa, sufrió así su peor caída desde marzo de 2020, cuando comenzó la pandemia en Chile y se decretó el cierre de fronteras y el estado de alarma.

En ese contexto, la principal plaza bursátil chilena registró bajas en empresas ligadas a servicios regulados, bancos y centros comerciales, algo que había sido anticipado por expertos.

La empresa Colbún, dedicada a la generación de energía eléctrica y una de las sociedades anónimas más grandes del país, se ubicó al frente de la caída con un desplome del 14 %, seguida por la gigante sanitaria Aguas Andinas y la energética AES Gener que cayeron 13,6 % y 12,5 %, respectivamente.

Por su parte, el peso chileno también sufrió una merma en su desempeño y el dólar registró un avance de 16,39 unidades de la divisa del país austral, alejándose del piso de los 700 en el valor de cambio y cerrando con su mayor salto desde junio de 2020.

La derecha oficialista -más partidaria de mantener el mismo modelo económico, con un Estado secundario en la provisión de servicios básicos- es la gran perdedora al no conseguir el tercio de los 155 escaños que necesitaba para influir en la redacción del nuevo texto que sustituirá al actual, vigente desde la dictadura.

Contra todo pronóstico, los independientes y la oposición de izquierdas y de centro obtuvieron más de dos tercios de la convención, que será paritaria entre hombres y mujeres y es la primera que nace de un proceso plenamente democrático y participativo en Chile.

La reacción se explica en parte por la derrota de la derecha oficialista en las elecciones constituyentes, donde no consiguió el tercio de los 155 escaños que necesitaba para influir en la redacción del nuevo texto que sustituirá al actual, vigente desde la dictadura.

El bloque de derechas es partidario de mantener el mismo modelo económico de la actualidad, con un Estado secundario en la provisión de servicios básicos, vigente desde la dictadura militar de Augusto Pinochet (1973 y 1990), una horma que podría verse modificada durante el debate constituyente.

El proceso, que se planteó como la vía política para poner fin a la crisis social, culminará en 2022 con un plebiscito de salida para aprobar o rechazar finalmente el texto.

TEMAS

BUSCAR

NEWSLETTER

¡SEGUINOS!