El tiempo - Tutiempo.net
Mundo

La Eurocámara, "preocupada" por los derechos de los ciudadanos tras el Brexit

15 de enero de 2020


Estrasburgo (Francia) (AFP) - La Eurocámara expresó este miércoles sus "preocupaciones" sobre el respeto de los derechos de los ciudadanos tras el Brexit, especialmente para los europeos instalados en el Reino Unido.

Por 610 votos a favor, 29 en contra y 68 abstenciones, los eurodiputados se declaran en una resolución "muy preocupados" por la gestión de las solicitudes de residencia permanente cursadas en el Reino Unido.

La salida del Reino Unido está prevista el 31 de enero, fecha a la que seguirá un período de transición hasta finales de año, durante el cual la legislación europea continuará aplicándose.

A una "elevada proporción" de ciudadanos europeos que pidieron un estatuto de residente permanente en el Reino Unido "se les ha concedido solamente el estatuto de preasentado", constata la Eurocámara, una situación que podría evitarse con "un procedimiento administrativo de naturaleza declarativa".

Según los eurodiputados, la actitud de la administración británica causó "inútilmente incertidumbre y ansiedad entre los ciudadanos afectados". 

La Eurocámara llama además al gobierno británico a aclarar cómo obtener el estatuto de residente permanente para los ciudadanos de la UE que se encuentran en Irlanda del Norte y que no pidieron la ciudadanía británica, en virtud de los acuerdos de paz de Viernes Santo de 1998.

Una buena parte del acuerdo de divorcio entre el Reino Unido y la UE establece los derechos de los ciudadanos afectados directamente por el Brexit: 1,2 millones de británicos en otros países del bloque y 3,2 millones de europeos en el Reino Unido.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, indicó durante un debate el martes que unos "2,5 millones de ciudadanos europeos que residen en el Reino Unido ya presentaron una solicitud de residencia".

"La mayoría recibieron una prueba de su derecho a permanecer" en el país, explicó Von der Leyen, inquietándose que otros se vean en la obligación de facilitar justificaciones adicionales "pese a vivir en el país desde hace 40 años o más".

El negociador de la UE para el Brexit, Michel Barnier, declaró el martes que la Comisión vigilará de cerca los obstáculos administrativos y llamó a la puesta en marcha de un organismo "independiente" para supervisar estas cuestiones.

BUSCAR

NEWSLETTER

¡SEGUINOS!