El tiempo - Tutiempo.net
Crimen

La Fiscalía de Guatemala desarticula una red que defraudó aduanas de 2014 a 2015

12 de agosto de 2020


Guatemala, 12 ago (EFE).- La Fiscalía Especial Contra la Impunidad en Guatemala (FECI) anunció este miércoles que desarticuló una red de defraudación aduanera vigente entre 2014 y 2015, integrantes de la estructura de corrupción conocida como "La Línea" que coordinaba el Gobierno del expresidente Otto Pérez Molina (2012-2015).

La FECI realizó 26 diligencias de allanamiento y consiguió capturar a siete de los involucrados en esta nueva fase de investigación de los hechos, tras una jornada matutina de operativos en conjunto con la Policía Nacional CIvil y agentes de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT),

De acuerdo a las pesquisas, la organización criminal cobró alrededor de 5,12 millones de quetzales (666.710 de dólares) en concepto de cobros de comisiones ilícitas denominado “cola” en las aduanas de Puerto Quetzal y Santo Tomás de Castilla, en los océanos Pacífico y Atlántico, respectivamente.

La indagación preliminar estableció que la organización delictiva, integrada por particulares que contrataban a cuenta propia servicios de transporte internacional y por encargados de ingresar mercancías a territorio guatemalteco, llegaron a defraudar entre mayo de 2014 y abril de 2015 al Estado de Guatemala en por lo menos 14,3 millones de quetzales (1,86 millones de dólares).

Según indicó la FECI este miércoles, las empresas integrantes de la red de defraudación enviaron vía marítima y terrestre numerosos embarques provenientes de Panamá y de Estados Unidos, con destino a Guatemala.

MANIPULACIÓN DE FACTURAS

La Fiscalía aseguró que los llamados "consolidadores" -los particulares que contrataban servicios de transporte externo- "manipularon las facturas presentadas como respaldo del contenido de los contenedores, al extremo de crearlas por completo, con mercancía, cantidades y precios que no corresponden a lo importado, logrando con ello disminuir el monto de impuestos a pagar".

Estos agentes "elaboraban a su conveniencia una factura de un proveedor extranjero que ellos mismos han creado, y de igual forma consignaron en dichas facturas todos los datos de la mercadería que ingresaban dentro del contenedor o furgón, simulando así que una empresa guatemalteca, que también pertenecía a ellos mismos, fue la que realizó la compra", resumió la FECI.

Con esta modalidad, la red consiguió "pagar impuestos correspondientes, pero aplicados a bajos y falsos valores unitarios de la mercadería contenida o consignada en sus facturas".

Dentro de los detenidos figuran cinco exempleados de la SAT y dos empresarios "consolidadores". Uno de los empresarios está prófugo desde 2016, del mismo caso desprendido de las indagaciones que vincularon a la cúpula del Gobierno de Pérez Molina, en 2015.

Ademas, otro exempleado del sistema tributario ya procesado en una causa anterior fue citado. Se solicitó también la aprensión en contra de otras cinco personas (empresarios) y se vinculó a la red a 13 empresas, todas sociedades anónimas.

El caso La Línea, destapado el 16 de abril de 2015 por la exfiscal general Thelma Aldana, provocó la indignación de miles de guatemaltecos que se volcaron a la calle nueve días más tarde, el 25 de abril, en una de las mayores manifestaciones recordadas en el país centroamericano.

Las protestas siguieron hasta septiembre, cuando Pérez Molina, sobre quien recayó un proceso de desafuero en su contra, renunció y fue llevado ante la justicia y la cárcel provisional, donde aún permanece a la espera de juicio en contra, al igual que lsu exvicepresidenta Roxana Baldetti (2012-2015), quien había renunciado al cargo cuatro meses antes de la caída del "número uno", el apodo del exmandatario en la corruptela.

TEMAS

BUSCAR

NEWSLETTER

¡SEGUINOS!