El tiempo - Tutiempo.net
Economía

La libra libanesa agoniza sin el dólar

23 de mayo de 2020


Beirut, 23 may (EFE).- La libra libanesa ha visto cómo su valor ha caído alrededor de un 60 % frente al dólar en lo que va de año en medio de una inflación creciente, la falta de divisas y la insolvencia del Líbano para hacer frente a sus deudas.

Para los libaneses los productos básicos en los supermercados han doblado su precio en el último año y su capacidad de compra menguaba por la caída del valor de la moneda local frente al dólar.

Detrás de esta situación hay un disfuncional sistema con un control de capitales no declarado, hasta cinco tipos de cambio para acceder a la divisa estadounidense y un problema de liquidez, un complejo panorama que se define con una simple realidad: no hay dólares.

CAMBIO E INFLACIÓN

Desde 1997, el Líbano mantiene su tipo de cambio oficial y principal con el dólar en un rango casi fijo de entre 1.507,5 y 1.515.

El Banco Central mantiene una tasa para las importaciones clave, todavía en 1.507 libras libanesas por dólar, que es el que se realiza a través de los bancos, lo que sería el primer tipo de cambio y el oficial.

Un segundo tipo de cambio es el de las casas de cambio, donde el dólar se ha devaluado un 60 % desde el 21 de enero (cuando cotizó a 2.000 libras) y donde ahora se cotiza a 3.200.

El Banco Central tiene otro tipo a 2.600 libras para los ahorradores con menos de 3.000 dólares en sus cuentas, y hay un cuarto tipo en 3.800 libras para entidades financieras que reciben y entregan fondos del extranjero como Western Union.

Y luego está el mercado paralelo de la calle, donde el dólar se cotiza a 4.000 frente a los 2.500 del pasado enero, lo que supone también una devaluación del 60 %.

La inflación, que se calcula en función de una cesta de doce productos, ha ido creciendo en los últimos meses. El último dato interanual público de la Oficina de Estadísticas corresponde a enero: 10,04 %, pero el Ministerio de Finanzas reconoce incrementos de inflación muy superiores a esos guarismos en productos de la canasta básica.

Según la referencia de precios de la "cesta semanal" publicado por el Ministerio de Finanzas y Comercio, el precio de un cartón de huevos ha subido desde mayo del año pasado un 94,9 %, y en lo que va de año acumula un 35,18 %,

En el caso del kilo de harina el incremento interanual es del 143,3 %, y el acumulado este año es del 62,07 %.

Tony Nahra, portavoz de la Industria Libanesa de Alimentación, indica a Efe que el precio de los productos ha aumentado por los aditivos y conservantes que se importan, además de que ahora "las industrias compran los dólares en el mercado negro", poniendo como ejemplo que el chocolate importado se paga a 3.400 libras el dólar.

En este contexto, el Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé un aumento de la inflación del 17 % para este año en el Líbano.

GUERRA AL MERCADO CAMBIARIO

El pasado 7 de marzo, el primer ministro, Hasan Diab, anunció que, por primera vez en la historia, el Líbano no podía cumplir con un vencimiento de eurobonos y dejó de pagar 1.200 millones de dólares.

Desde entonces se lanzó a una cruzada. Se enfrentó al gobernador del Banco Central, Riad Salame, acusándole de ser el responsable de la caída de la libra y comenzó una ofensiva en la que han sido arrestados el director del Departamento de Operaciones de Moneda, Mazen Hamdan, así como la cúpula del sindicato de cambistas.

El jueves afirmó que una de las prioridades del Gobierno ahora es controlar "el descabellado aumento de los precios de los alimentos" y anunció un entendimiento con el Banco Central "para proteger la libra libanesa y frenar el aumento del tipo de cambio del dólar".

Pero la cuestión viene de atrás. En octubre en medio de las protestas que hicieron dimitir al Gobierno de Saad Hariri y de una crisis imposible de esconder, las diferentes entidades bancarias, con el respaldo del Banco Central, comenzaron a limitar la retirada de los billetes verdes.

Inicialmente la limitación fue a un máximo de 300 dólares por semana, dependiendo del banco. Una fuente de la Asociación de Bancos del Líbano confirmó a Efe que en este momento solo se pueden retirar libras libanesas y no se pueden sacar dólares desde cuentas corrientes de personas físicas.

La fuente explicó que el Banco Central hasta el momento no ha impuesto un control de capitales ya que la política de las autoridades del país es en teoría de movimiento libre de capitales, pero la realidad es la que es.

"Creo que el hecho de no haber una ley oficial de control de capital vigente hasta ahora es un muy buen ejemplo de lo disfuncional que se ha vuelto el sistema político en el Líbano. La ley de controles de capital es una patata caliente que nadie quiere tocar y que sigue siendo una lanza entre el Banco Central y el Gobierno", señala Zaouk.

Isaac J. Martín

TEMAS

BUSCAR

NEWSLETTER

¡SEGUINOS!