El tiempo - Tutiempo.net
Cultura

"La línea invisible" y el origen de ETA, la ficción mira atrás sin miedo

07 de abril de 2020


Madrid, 7 abr (EFE).- Los primeros asesinatos de la banda terrorista española ETA centran "La línea invisible", la serie de Mariano Barroso que se estrena este miércoles en Movistar+, que también produjo la serie documental "ETA, el final del silencio", mientras HBO tiene casi acabada la adaptación de "Patria".

Tres visiones distintas sobre la historia de la banda terrorista vasca que han coincidido en el tiempo en la televisión, quizás porque, como dice Antonio de la Torre -uno de los protagonistas de "La línea invisible"- en una entrevista con Efe, "se ha pasado el miedo".

Aunque en los últimos años ha habido películas sobre ETA como "Yoyes" (2000), de Helena Taberna, o los trabajos de Imanol Uribe -desde el documental "El proceso de Burgos" (1979) a "La muerte de Mikel" (1984) o "Días contados" (1994)-, ahora ha pasado más tiempo y hay suficiente distancia que permite la reflexión para contar la historia, señala el actor.

Y eso ha hecho que se acumulen los proyectos, cada uno desde un punto de vista diferente y complementario, sobre el terrorismo que marcó la historia de España durante seis décadas (1958-2018) y que se cobró la vida de más de 800 personas.

"La línea invisible", los primeros asesinatos de ETA.

El origen de la violencia que caracterizó a ETA es lo que cuenta Mariano Barroso en "La línea invisible", una serie que se estrena mañana en Movistar+ -en abierto en su canal de Youtube- y que en seis capítulos cuenta la transformación de Txabi Etxebarrieta, que pasó de ser un brillante estudiante universitario a dirigente de la banda y el primero en cometer un asesinato, el del guardia civil José Antonio Pardines.

Álex Monner da vida a Etxebarrieta, cuyo trayecto vital siguieron muchos jóvenes vascos que iniciaron una lucha ideológica contra la dictadura de Franco y que se transformaron en miembros de una banda terrorista.

"Me preparé el personaje en casa de mis abuelos, que viven en Azpeitia, y eso me sirvió para introducirme un poco en las fauces del pueblo vasco", explicó a Efe Monner, que agregó: Txabi "empezó siendo uno de los personajes que he interpretado más alejados de mí mismo y acabó siendo lo que acabo haciendo siempre, que es una versión más de Álex".

Enric Auquer interpreta en la serie a José Antonio, el hermano de Txabi y el que le introduce en el mundo de ETA.

"Hay una intencionalidad en los guiones de usar a los personajes para contar una historia", resaltó Auquer, para quien la serie trata de mostrar cómo "la lucha contra el fascismo y contra Franco" se convirtió en algo diferente.

Junto a ellos, Antonio de la Torre, como Melitón Manzanas, entonces jefe de la Brigada Político-Social de Guipúzcoa y que fue el primer asesinado por ETA en un atentado organizado.

Completa el reparto una larga lista de actores, entre los que están Anna Castillo, Ramón Barea, Asier Etxeandía o Patrick Criado.

Una serie que había que hacerla en este momento, como resaltó Barroso a Efe. "Había un mundo fascinante por explorar que consistía en indagar cómo empezó todo", cómo fue "la pesadilla antes de que todo empezara".

"Patria", la confrontación de víctimas y victimarios.

Muchos años después se sitúa la historia de "Patria", un libro de Fernando Aramburu que se convirtió en un superventas a nivel internacional en 2016 y que se traslada a los años más duros de ETA y a una pequeña localidad de Guipúzcoa, en la Euskadi profunda, que fue el caldo de cultivo para los terroristas.

La relación, primero de amistad y luego de odio entre dos familias es el eje de esta novela que ahora está siendo adaptada por HBO para la televisión.

Bittori (Elena Irureta), es la viuda de Txato, asesinado por el hijo de su amiga Miren (Ane Gabarain). Un alto al fuego en 2011 permite a Bittori volver a su pueblo, donde empiezan a cambiar poco a poco los apoyos, que pasan de los etarras a las víctimas.

El productor y guionista de la serie, Aitor Gabilondo, se mostraba convencido durante el rodaje de la misma de que narrar lo que sucedió con la violencia en Euskadi "ayudará a entender y a que no vuelva a suceder".

Una serie que se iba a estrenar el 17 de mayo en 60 países pero que el coronavirus ha obligado a retrasar -sin fecha por ahora- y que es uno de los títulos de ficción que más expectación ha levantado este año.

"ETA, el final del silencio", la realidad del terror.

En noviembre se estrenó la serie documental "ETA, el final del silencio", de Jon Sistiaga y Alfonso Cortés-Cavanillas, que se puede ver en Movistar+, y que está compuesta de siete episodios cada uno centrado en un tema diferente, desde el asesinato de Miguel Blanco -que marcó un importante punto de inflexión en el rechazo social a los terroristas- a la historia de los extorsionados por la banda.

Comienza con un capítulo estremecedor, "Zubiak", que se centra en el asesinato el 29 de julio de 2000 del exgobernador de Guipúzcoa Juan Mari Jáuregui, a través de los testimonios de su viuda, Maixabel Lasa; su hija, María, o su asesino, Ibon Extezarreta.

Y contiene una escena impactante, una comida que comparten Maixabel Lasa e Ibon Extezarreta. Sin odios y sin reproches pero sin olvidos. "Sois los mayores deslegitimadores del uso de la violencia", le dice la viuda al asesino de su marido.

Un resumen muy claro de lo que ETA consiguió en esas cinco décadas, ser los adalides de la sinrazón y la violencia.

Alicia García de Francisco

(Recursos de archivo en www.efevisual.com. Códigos: 11560024, 11560025)

TEMAS

BUSCAR

NEWSLETTER

¡SEGUINOS!