El tiempo - Tutiempo.net
Mundo

Las poblaciones de Gaza e Israel, en el fuego cruzado de nuevos enfrentamientos

12 de noviembre de 2019


Unos palestinos examinan los daños ocasionados en casa del líder de la yihad Islámica Abu Ata en Gaza tras el ataque israelí del 12 de noviembre de 2019. ©AFP

Rishon LeZion (Israel) (AFP) - Israelíes y palestinos afrontan con temor la nueva escalada entre el Estado hebreo y Gaza, y esperan que los bombardeos aéreos y las réplicas palestinas con lanzamientos de cohetes no degeneren en un grave conflicto militar.

Las sirenas de alarma sonaron este martes en varias ciudades del sur de Israel, y luego en Tel Aviv, en una inquietante coreografía.

En respuesta al asesinato en Gaza de un alto comandante de la Yihad islámica, decenas de cohetes fueron lanzados desde el enclave palestino hacia Israel, donde cerraron las escuelas y las universidades.

En Rishon Lezion, ciudad cercana a Tel-Aviv poco acostumbrada a la lluvia de cohetes, un proyectil cayó en una calle cercana a un barrio donde se alinean las viviendas de lujo.

Las calles quedaron desiertas.En el gran centro comercial, un cartel anuncia que "siguiendo las instrucciones de las autoridades, el centro comercial está cerrado hasta nueva orden".

En la terraza vacía de un café cerrado, se ha instalado Nelly, de 31 años.La joven lee, bebe una botella de agua."Prefería salir de casa.Hay que intentar vivir normalmente", dice a la AFP.

En una tienda de alimentos, hace sus compras una pareja de Ashdod, localidad situada entre Tel-Aviv y el puesto fronterizo de Erez, puerta de entrada de Gaza.

"Nosotros sí estamos acostumbrados, entonces para cambiarnos las ideas hemos venido aquí, pero no tenemos miedo" dice Simon, que habla hebreo con un fuerte acento ruso.

"Así es la vida.No vamos a dejar de vivir por algunos cohetes", afirma.

- Escudo antimisiles -  

Algunos ciudadanos filman la humareda que dejan en el cielo los cohetes que acaban de ser pulverizados por el escudo antimisiles israelí.Uno de los proyectiles, sin embargo, estuvo a punto de caer en una autopista...

Ruty, de 62 años, muy tranquilo, piensa sobre todo en sus compatriotas que viven más al sur, cerca de la frontera con Gaza."Ellos, los pobres, viven esto a diario.Cuando nos toca a nosotros no tenemos el derecho de quejarnos..."

Precisamente más al sur, en Sdérot, ciudad israelí más próxima a la Franja de Gaza, Netanel se despertó en la madrugada con la noticia de la muerte de Baha Abu Al Ata, commandante del sector norte de la Yihad islámica en el enclave palestino.

"Lo hemos celebrado", declara."Apoyamos claramente a Bibi Netanyahu (Benjamin, el primer ministro) y a nuestros soldados".

- "Asesinato" -

En Gaza, de donde salen los cohetes, la población teme una nueva escalada.Sobre todo, porque la aviación israelí seguía bombardeando el martes posiciones, según el ejército hebreo, de la Yihad islámica.

El movimiento islamista Hamás, que controla Gaza, e Israel, ya han librado tres guerras desde 2008.El enclave está sometido a un estricto bloqueo terrestre, aéreo y marítimo israelí desde 2007.

"Las fuerzas de ocupación quieren una nueva guerra en Gaza para salvar a Netanyahu y por ello los sionistas han cometido este asesinato", analiza Amin Dallul, un residente de Gaza de 31 años. 

Según él, la operación contra el comandante de la Yihad islámica es producto de un complot urdido por Netanyahu, que podría ser imputado por la justicia en las próximas semanas por "abuso de confianza" y "malversaciones".

Abir Hassan, una mujer de 37 años, prefiere por su lado no adentrarse en los entresijos de la politica israelí pero sí dice temer una escalada en los enfrentamientos."Tenemos miedo.No queremos otra guerra", musita.

mib-az-sa-nk/gl/feb/me/mb

BUSCAR

NEWSLETTER

¡SEGUINOS!