El tiempo - Tutiempo.net
Accidentes

Más de 120 muertos y 770.000 afectados por lluvias e inundaciones en Sudán

19 de septiembre de 2020


Jartum, 18 sep (EFE).- Al menos 121 personas han muerto y más de 770.000 se han visto afectadas por por las lluvias e inundaciones que azotan Sudán desde julio de este año, dijo este viernes el Gobierno sudanés.

En una rueda de prensa, la ministra de Trabajo y Desarrollo Social de Sudán, Lina al Sheij, dijo hoy que al menos 121 personas han muerto y otras 54 han resultado heridas a causa de las fuertes lluvias e inundaciones, que además han afectado a "más de 770.000 personas".

"Hemos sido testigos de tasas récord sin precedentes de inundaciones que el país nunca había presenciado desde 1912", apuntó la ministra durante la comparecencia.

Asimismo, agregó que de los 16 de los 18 estados del país que han sido azotados por las inundaciones, Jartum, donde se encuentra la capital sudanesa homónima, Sinnar, por su proximidad con la presa homónima en el Nilo Azul, y Darfur Norte han sido las regiones más severamente afectadas.

El Consejo de Defensa Civil de Sudán prevé que hasta un millón de personas se vean desplazadas de aquí a finales del otoño por las lluvias e inundaciones, puesto que alrededor de 100.000 hogares en todo el país han sido derruidos total o parcialmente.

Hasta el momento, países como Egipto, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Catar, Kuwait, Irak y Turquía han enviado ayuda humanitaria a Sudán para que las autoridades puedan hacer frente a esta crisis natural, que agrava todavía más la delicada situación económica por la que está pasando la nación africana.

El Gobierno decretó el pasado día 5 el estado de emergencia por un periodo de tres meses y declaró al país zona de "crisis naturales", después de que las fuertes lluvias de este año superaran las abundantes precipitaciones registradas en 1946 y 1988, batiendo el récord de los últimos "cien años", según Jartum.

La estación de lluvias en Sudán empieza en junio y se prolonga hasta octubre.

TEMAS

BUSCAR

NEWSLETTER

¡SEGUINOS!