El tiempo - Tutiempo.net
Latinoamérica

Mike Pence visita el buque hospital que atenderá a los venezolanos en Latinoamérica

18 de junio de 2019


El vicepresidente estadounidense Mike Pence (C), su esposa Karen (I) y el almirante del Comando Sur, Craig Faller, caminan junto al buque hospital USNS Comfort, el 18 de junio de 2019 en Miami. ©AFP

Miami (AFP) - El vicepresidente Mike Pence y el almirante del Comando Sur, Craig Faller, anunciaron el martes en el puerto de Miami el despliegue del buque hospital de la Marina de Estados Unidos para atender la crisis humanitaria que padecen los refugiados venezolanos en Latinoamérica.

"Estamos con ustedes", dijo Pence en español a un grupo de venezolanos que gritaban "¡Amén!" en el terminal del sur de Florida donde está atracado el USNS Comfort, cuya partida al Caribe y Latinoamérica está prevista para el miércoles en la mañana.

Es la segunda misión que emprende este buque en seis meses para dar asistencia médica a los miles de refugiados venezolanos en la región.

"Las políticas de Nicolás Maduro y su régimen socialista han contraído la economía venezolana", dijo Pence."En lo que una vez fue uno de los países más ricos del hemisferio, ahora nueve de cada 10 venezolanos vive en la pobreza".

"Miles de niños venezolanos están hambrientos y muchos mueren sin atención médica básica", añadió el vicepresidente, quien después se uniría al presidente Donald Trump en Orlando -370 Km al norte de Miami- para lanzar sus candidaturas a las elecciones de 2020.

Venezuela protagoniza una de las mayores oleadas migratorias y de refugiados del mundo como consecuencia de la prolongada crisis económica y política que vive el país gobernado por Nicolás Maduro.

El gobierno chavista es considerado ilegítimo por la oposición venezolana y por más de 50 países, entre ellos Estados Unidos, que reconocen al líder de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como el presidente interino de Venezuela.

El almirante del Comando Sur estadounidense, Craig Faller, dijo en conferencia de prensa que la misión de cinco meses del USNS Comfort tiene como objetivo "aliviar el sufrimiento extremo causado por el gobierno venezolano".

Los dos funcionarios estaban flanqueados por Carlos Vecchio, embajador de Guaidó en Estados Unidos y quien cuenta entre sus gestiones haber conseguido que este país reconozca los pasaportes vencidos de los venezolanos, que sufren entre otras adversidades la carencia de los servicios de identificación.

"La crisis humanitaria que estamos enfrentando es fabricada", dijo Vecchio."Maduro ha creado la mayor crisis de refugiados de la región".

A lo largo de cinco meses, el buque hospital USNS Comfort atracará en Colombia, Costa Rica, Ecuador, Granada, Haití, Jamaica, Panamá, República Dominicana, Santa Lucía y San Cristóbal y Nieves.

- Un millón desde noviembre -

Los 950 tripulantes y equipos médicos, entre quienes se encuentran voluntarios de Argentina, México, Colombia y Canadá, esperan tratar entre 300 y 500 pacientes por día en los campamentos en tierra y tienen capacidad para conducir 12 cirugías diarias a bordo del buque.

La nave tiene una sala de emergencias con 50 camas, además de salas de hospitalización para 900 personas, un banco de sangre, unidades de radiología y de terapia intensiva, según mostró a un grupo de periodistas -entre ellos AFP- el capitán Kevin Buss.

De acuerdo a la agencia de la ONU para los refugiados (ACNUR), y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), la crisis venezolana ha forzado la salida del país de 4 millones de personas (más del 10% de su población) en los últimos años.

De ellos 3,3 millones han salido desde 2016.Solamente desde noviembre de 2018, huyó un millón de personas de la insostenible carencia de comida, medicamentos y toda clase de bienes que padecen los venezolanos en el país.

El gobierno venezolano desestimó estas cifras, acusando a ACNUR de "inflarlas" para "instrumentalizar la migración venezolana".

La mayoría de los emigrantes huyen por tierra a los países vecinos y desde allí se trasladan hacia Perú, Ecuador, Argentina y Chile en condiciones muy precarias, muchas veces caminando con pocas pertenencias.

La intensidad y velocidad de este flujo migratorio ha causado una crisis humanitaria en las fronteras de Colombia y Brasil, así como en los demás países anfitriones, donde los recursos médicos son insuficientes y cuyas poblaciones han dado muestras de xenofobia hacia los refugiados venezolanos.

Para ayudar a estos gobiernos a ofrecer atención médica a tales poblaciones, el USNS Comfort ya había provisto apoyo en Ecuador, Perú, Colombia y Honduras entre octubre y diciembre del año pasado.

De 272 metros de eslora, el "USNS Comfort" integra la flota de la Marina estadounidense como un buque no combatiente y, como tal, no porta armas ofensivas.

lmyow

BUSCAR

NEWSLETTER

¡SEGUINOS!