El tiempo - Tutiempo.net
Cultura

Miki canta "a la vida" con sonidos de su adolescencia en "Iceberg"

25 de noviembre de 2020


Madrid, 25 nov (EFE).- En el peor año para la cultura y la música y un año y medio después de su álbum debut, "Amuza", el cantante español Miki vuelve con un disco con el que "recupera" la música de su adolescencia, cargado de "energía, historias y emociones" con canciones que invitan a bailar y "a sacar lo más positivo de la vida".

De "Iceberg" (Universal), producido entre Paco Salazar y David Rosell, canta "a la vida" a través de sus propias historias en temas optimistas donde "se deja llevar por lo que siente y por sus influencias musicales más puras" y explica también relatos de terceros o de ficción que van más allá de sí mismo.

"Cada canción tiene un trasfondo importante para mí. Las letras creo que están muy guays porque he conseguido expresar lo que sentía en cada momento; están muy pensadas y medidas según cómo me iba yo encontrando en cada momento", explicó el artista a EFE en una entrevista.

De ahí que el disco refleje amores pasados en "Mil planes" o presentes en "Me vale" o "Beberte lento", momentos de festivales en "Cada pas del camí" o "De ida y vuelta" y episodios familiares como "Mi lugar", dedicada a un primo que se fue a "hacerse las Américas con una mochila en busca de su lugar".

Ahí también está "Sin noticias Gurb", su favorita, que es un homenaje al escritor Eduardo Mendoza y una dedicatoria para su madre, profesora de Literatura.

"Descubrí el libro con 14 años y me encantó. Mi madre pasaba de vez en cuando por mi habitación para ver si lo estaba leyendo, y cuando me escuchaba las carcajadas, me decía: '¿Te estás riendo? Lo entiendes, eres inteligente’”, confesó.

Miguel Núñez, ?más conocido como Miki Núñez o simplemente como Miki (Tarrasa, Cataluña, 1996), fue el primero de su promoción del concurso de televisión "OT" en sacar dos discos y se define como "una persona con incontinencia compositiva".

"No puedo parar de componer. Cuando saqué ‘Amuza’ ya tenía bien grabadas o maquetadas seis canciones de este disco. Ahora acaba de salir ‘Iceberg’ y ya tengo otras tres canciones. Escribo según me viene y me sienta en el momento”, declaró.

Como inspiración se ha nutrido de todos los sonidos que le han acompañado en su infancia y adolescencia. Podemos ver así los toques de ese pop-rock macarra de El Canto del Loco en "Sin noticias de Gurb", compuesta justamente con un exintegrante de la banda como es David Otero.

También aparece el toque "dosmilero" en "Viento y vida", que canta junto al grupo Despistaos. "Como he mamado eso, a la hora de componer influye", incidió.

"Iceberg" es un nombre que en su opinión explica perfectamente la esencia del artista, "todo aquello que conlleva mucho trabajo, pero de lo que a veces solo se ve o se enseña una pequeña parte, la punta".

Como ya hiciera en su anterior disco, Miki vuelve a llevar sus raíces por bandera y apuesta de nuevo por incluir dos temas en su lengua materna, el catalán. Gracias a la buena acogida que tuvieron "Escriurem" o "Per tu", el artista muestra ahora su lado más íntimo en "No m´ho esperaba" y en "Arbre" junto a la cantante Lildami.

De hecho "Escriurem" no solo se convirtió en un himno para mucha gente durante el confinamiento, si no que además le valió el premio a "Mejor canción" en los premios Enderrock, en que también se llevó el de "Mejor artista revelación". Ahora opta a premio en Los 40 Music Awards como "artista revelación".

Abrumado y agradecido por tanto reconocimiento, espera que la situación de la pandemia mejore para poder seguir dando conciertos y llevando la música a cualquier rincón de España: "Necesito mirar a la gente a los ojos, ver su sonrisa y cómo se abraza con su amigo y hermano sintiendo la música".

Silvia García Herráez.

TEMAS

BUSCAR

NEWSLETTER

¡SEGUINOS!