El tiempo - Tutiempo.net
Accidentes

Opositores nicaragüenses piden vigilar los fondos de ayuda por los huracanes

26 de noviembre de 2020


Managua, 26 nov (EFE).- El partido nicaragüense opositor Unidad Nacional Azul y Blanco hizo un llamado público este jueves a "vigilar" los fondos dispuestos por la banca internacional para los damnificados de los huracanes Iota y Eta, que recientemente dejaron una estela de destrucción, tras impactar en la costa Caribe de Nicaragua.

La Unidad mostró su temor por el destino de más de 600 millones de dólares que ya han garantizado los organismos financieros internacionales y algunos países, para ayudar a reparar los daños causados por los poderosos huracanes, que según el Gobierno, dejaron pérdidas por 742 millones de dólares.

"Habrá dinero suficiente para ellos (damnificados), y no podemos permitir que se continúe dando lo que hasta ahora ha sido una manipulación del dolor del pueblo. Se requiere vigilancia ciudadana, estar atentos de cómo se usan esos fondos, y denunciar en todo momento cualquier tipo de malversación, basta ya de corrupción", dijo el dirigente de la Unidad, Félix Maradiaga, a periodistas.

Las declaraciones de Maradiaga se dieron luego de múltiples denuncias en la zona de impacto de los huracanes, en el sureste de Nicaragua, sobre supuestos malos manejos de las donaciones y proselitismo político por parte de los miembros del oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

LOS 640,5 MILLONES DE DÓLARES

Los opositores temen por el manejo que haga el Gobierno del presidente Daniel Ortega con los aportes económicos que ya están garantizados, que suman 640,5 millones de dólares.

La mayor contribución hasta ahora es la del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), que ha concedido dos préstamos por 300 millones de dólares y 143 millones de dólares, respectivamente, que deberán ser dirigidos a programas de reactivación económica, protección social, electricidad sostenible y energía renovable.

Le sigue el Fondo Monetario Internacional (FMI) con un desembolso de 185,3 millones de dólares para encarar "las urgentes necesidades de balanza de pago" debido a la pandemia de la covid-19.

También el Banco Mundial y la Unión Europea otorgaron 10,7 millones de dólares del Fondo de Seguro contra Riesgos de Catástrofe del Caribe (Ccrif, por su sigla en inglés) por los daños provocados por el huracán Eta.

Por su parte, Estados Unidos anunció el aporte de 1,5 millones de dólares, y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ha formado parte de las reuniones entre los países y la banca internacional para valorar préstamos blandos.

"Ha sido en el ánimo de ayudar especialmente a esas familias damnificadas que organismos como el FMI, el BID, el BCIE, han aprobado casi 600 millones de dólares colectivamente, que los nicaragüenses tendremos que pagar; no son un regalo, van a ser parte de la deuda pública que ya ha alcanzado niveles históricos, en ese sentido es fundamental exigir que ese dinero sea sujeto a auditoría social y manejado con suma transparencia", sostuvo Maradiaga.

"NO CEDER A CHANTAJES"

Un dato que la mayoría de opositores han señalado, es que los organismos internacionales se han asegurado de que las ayudas sean administradas principalmente por el Sistema de las Naciones Unidas, y en menor medida por el Gobierno nicaragüense.

El opositor también pidió a "las instituciones, tanto públicas como internacionales, que van a administrar estos fondos, deben hacerlo con gran responsabilidad y no ceder a los chantajes del régimen, porque la dictadura va a querer hacer un uso político de esos recursos".

Las dudas sobre el manejo del capital otorgado se dan mientras Nicaragua atraviesa su tercer año consecutivo de retroceso económico, a la vez que más de una veintena de allegados, familiares, y empresas de Ortega han recibido sanciones económicas internacionales por supuesta corrupción y violaciones a los derechos humanos.

Los daños causados por Iota y Eta equivalen al 5,93 % del Producto Interno Bruto (PIB) de Nicaragua, según datos oficiales.

Ambos huracanes impactaron el Caribe de Nicaragua los pasados días 3 (Eta) y 16 (Iota) de noviembre, con categoría 4 en la escala Saffir-Simpson, de un máximo de 5.

TEMAS

BUSCAR

NEWSLETTER

¡SEGUINOS!