El tiempo - Tutiempo.net
Crimen

Piden investigar al ministro de Ambiente de Brasil por interferir en pesquisas

15 de abril de 2021


Sao Paulo, 15 abr (EFE).- La Policía Federal del amazónico estado de Amazonas pidió este miércoles a la Corte Suprema de Brasil investigar al ministro de Medio Ambiente del país, Ricardo Salles, por supuestas interferencias en las investigaciones y fiscalizaciones de delitos ambientales en la región.

En una "noticia crimen", un dispositivo usado para alertar a las autoridades sobre un delito, remitida al presidente del Supremo Tribunal Federal (STF), el magistrado Luiz Fux, el superintendente regional Alexandre Saraiva instó la investigación de las conductas de Salles y otras autoridades en el marco de una operación que aprehendió un récord de 200.000 metros cúbicos de madera (cerca de 65.000 árboles derrumbadas).

Saraiva denunció que el titular de la cartera presuntamente obstaculizó o dificultó "la acción fiscalizadora del Poder Público referentes a cuestiones ambientales" y se utilizó de su cargo para actuar a favor de "intereses privados".

Asimismo, destacó que hay "fuertes indicios" del delito de "abogacía administrativa", que consiste en "patrocinar, directa o indirectamente, interés privado ante la administración pública", así como de "integrar organización criminal orquestada por madereros blancos de la Operación Handroanthus".

La denuncia detalla que los funcionarios formaron una asociación con el sector maderero "en un intento de causar obstáculos a la investigación de delitos ambientales", al paso que Salles, además, "resolvió adoptar posición totalmente opuesta" de "apoyar a los blancos" de la investigación.

"Además de omitirse de ejercer su poder de policía ambiental, dificultando acción de fiscalización ambiental, patrocina directamente intereses privados (de madereros investigados) e ilegítimos en el ámbito de la Administración Pública", señala el documento.

La operación Handroanthus supuso la mayor aprehensión de madera de la historia de Brasil y generó fricciones entre la Policía Federal, que sostiene que la carga es producto de la deforestación ilegal llevada a cabo en la Amazonía, y el ministro de Medio Ambiente, que aboga que la madera es legal y pide su liberación.

Desde 2019, cuando el ultraderechista Jair Bolsonaro asumió la Presidencia brasileña, Salles abandera la criticada política medioambiental del mandatario, que defiende la explotación de los recursos naturales de la Amazonía, incluso en tierras indígenas.

Asimismo, ha puesto en marcha una serie de medidas que flexibilizan los controles de actividades ilegales, como la minería y el comercio de madera, que han sido duramente criticadas por organizaciones ecologistas.

TEMAS

BUSCAR

NEWSLETTER

¡SEGUINOS!