El tiempo - Tutiempo.net
Gente

Una rica heredera se declara culpable en caso de secta sexual en EEUU

20 de abril de 2019


Acusada de siete delitos vinculados a su presunto cargo de responsabilidad en la secta, la actriz estadounidense Allison Mack (C), conocida por la serie de TV "Smallville", se declaró culpable hace unos días de dos cargos de asociación para delinquir. ©AFP

Nueva York (AFP) - Clare Bronfman, heredera del gigante canadiense de bebidas Seagram, se declaró el viernes culpable en el marco del escándalo de la secta Nxivm, donde decenas de mujeres se convirtieron en esclavas sexuales del gurú Keith Raniere, indicó el fiscal federal de Brooklyn.

Al declararse culpable de asociación para delinquir por esconder extranjeros sin papeles y usurpación de identidad, la hija del difunto Edgar Bronfman evita un juicio que comenzará el 7 de mayo, con el exgurú Keith Raniere como único acusado. 

Bronfman, de 40 años, es pasible en teoría de una pena de 25 años de cárcel, pero las recomendaciones prevén en su caso una pena de cerca de dos años, indicó un portavoz de la fiscalía.

Su sentencia será conocida el 25 de julio.

Detenida en julio de 2018, Clare Bronfman estaba en el directorio de Nxivm, la organización fundada por Keith Raniere, que es acusado de haber tenido durante varios años un círculo de 15 a 20 mujeres que obedecían sus deseos sexuales.

Las "esclavas" de la secta, situada en Albany, la capital del estado de Nueva York, eran tatuadas a fuego vivo con un símbolo con las iniciales de Raniere.Las víctimas eran inmovilizadas por otras mujeres y las sesiones eran filmadas. 

Rainiere fue arrestado por tráfico sexual tras operar durante los últimos 20 años una serie de supuestos programas de autoayuda en el marco de una organización llamada "Nxivm".Además de centros en Estados Unidos, tenía representaciones en México, Canadá y Sudamérica.

En base a una organización piramidal, los cursos de cinco días costaban 5.000 dólares y las participantes, que con frecuencia quedaban endeudadas, debían trabajar para la organización.

Una de las misiones de las esclavas era tener relaciones sexuales con el "maestro".Todas eran alentadas a reclutar a otras para subir en la escala jerárquica.

Junto a su hermana Sara, Bronfman es acusada de aportar a la secta más de 100 millones de dólares de la fortuna familiar.

Clare Bronfman habría financiado demandas ante la justicia contra sus presuntos enemigos, utilizado falsas identidades para acceder a datos informáticos y ayudado a Raniere a utilizar la tarjeta de crédito de una examante que había fallecido. 

Además de Raniere, de 58 años y detenido en México en marzo de 2018, los otros cinco acusados en el escándalo se han declarado culpables.

Kathy Russell, acusada de ser la contadora de la organización, también debía declararse culpable el viernes. 

La actriz estadounidense Allison Mack, de la serie televisiva "Smallville", acusada de siete delitos vinculados a su presunto cargo de responsabilidad en la secta, se declaró culpable hace unos días de dos cargos de asociación para delinquir.

La cadena HBO anunció el jueves que producirá una serie documental sobre el escándalo.

BUSCAR

NEWSLETTER

¡SEGUINOS!