El tiempo - Tutiempo.net
Mundo

Los Rajapaksa vuelven al poder en Sri Lanka

17 de noviembre de 2019


Gotabaya Rajapaksa saluda a sus seguidores a la salida de la comisión electoral de Sri Lanka, el 17 de noviembre de 2019 en Colombo. ©AFP

Colombo (AFP) - Tras cinco años en la oposición, el poderoso clan Rajapaksa volvió el domingo a la cabeza de Sri Lanka con la elección presidencial de Gotabaya Rajapaksa, apodado "Terminator", quien ganó con 52,2% de los votos.

Siete meses después de los atentados yihadistas del domingo de Pascua, esta isla del sur de Asia reanudó su relación con la familia que la gobernó con mano de hierro de 2005 a 2015 bajo la presidencia de Mahinda Rajapaksa, polémico hermano de Gotabaya.

Según los resultados difundidos el domingo por la comisión electoral, Gotabaya Rajapaksa, de 70 años, superó claramente a su rival Sajith Premadasa (41,99%), con una participación electoral del 83,7%.

"Soy consciente de ser también el presidente de quienes votaron contra mí", dijo Gotabaya Rajapaksa este domingo, al agradecer a sus partidarios. 

"Mi deber es estar al servicio de todos los esrilanqueses, sin distinción de raza o religión", prosiguió, prometiendo ejercer sus funciones de "manera justa".

El nuevo presidente prestará juramento el lunes.

La elección del sábado fue una de las votaciones más pacíficas en Sri Lanka, históricamente mortíferas.No obstante, según la policía, un convoy de autobuses electorales musulmanes fue atacado a tiros, sin causar víctimas.

- "Terminator" -

Rajapaksa hizo una campaña nacionalista centrada en la seguridad, tras los atentados yihadistas que causaron 269 muertos el 21 de abril, cuando kamikazes se hicieron estallar en hoteles de lujo e iglesias cristianas, en plena celebración de las misas.

El regreso del clan Rajapaksa al poder preocupa a los musulmanes, particularmente después de los atentados.Rajapaksa prometió combatir la corrupción y el terrorismo islamista.

Gotabaya Rajapaksa, que fue ministro de Defensa, comandó el ejército esrilanqués que aplastó la rebelión tamil en 2009, en la última ofensiva en la que perdieron la vida 40.000 civiles, según defensores de los derechos humanos.

Este baño de sangre puso fin a 37 años de guerra civil que dejó más de 100.000 muertos y les valió a Gotabaya Rajapaksa y a su hermano Mahinda la admiración de la mayoría étnica cingalesa y el odio de la minoría tamil que constituye el 15% de la población.

Gotabaya Rajapaksa está acusado de dirigir durante la presidencia de su hermano "escuadrones de la muerte" que secuestraron a decenas de tamiles, opositores políticos y periodistas, lo que siempre negó. Algunos cuerpos fueron lanzados a las carreteras, mientras que otros nunca fueron encontrados.

Gotabaya Rajapaska "dirigía un aparato de seguridad bastante mortífero".Quien se opusiera estaba 'desaparecido'", declaró a la AFP el analista Paikiasothy Saravanamuttu, antes de la elección.

- Acusaciones de corrupción -

Gotabaya Rajapaksa está actualmente en libertad bajo fianza en un caso de malversación de cientos de miles de dólares de fondos públicos que supuestamente utilizó para construir un monumento a sus padres durante la presidencia de su hermano.

También rechaza acusaciones según las cuales recibió millones de dólares de comisiones por la compra de aviones de segunda mano a Ucrania en 2007.

Un célebre periodista fue asesinado en 2009 tras publicar un artículo que acusaba a Gotabaya de corrupción.

El retorno al poder del clan también preocupa a la vecina India y a los occidentales, debido a la cercanía del clan a China.

Pekín ha prestado miles de millones de dólares a Sri Lanka durante los dos mandatos de Mahinda Rajapaksa para construir grandes proyectos de infraestructuras.Esto torna al país muy dependiente de China.

El primer ministro indio, Narendra Modi, felicitó en Twitter al nuevo presidente y lo instó a "profundizar los lazos cercanos y fraternos" entre ambos naciones.

BUSCAR

NEWSLETTER

¡SEGUINOS!