El tiempo - Tutiempo.net
Medio Ambiente Mundo

Bomberos continúan combatiendo incendios en el sur de California

12 de octubre de 2019


Un bombero camina cerca de las llamas durante el incendio de Saddleridge en el sur de California. ©AFP

Los Angeles (AFP) - Los bomberos continuaban en la noche de este sábado luchando para contener los incendios forestales en el sur de California después de que unas 100.000 personas fueran obligadas a evacuar sus hogares.

Una alerta de bandera roja de peligro crítico de incendio se extendió por todo el fin de semana, dijo el Servicio Meteorológico Nacional.

Hasta este sábado, el incendio Saddleridge, el más fuerte de varios presentes en el sur de California, había consumido 3.056 hectáreas en algunas áreas del valle, a unos 32 kilómetros al norte del centro de Los Ángeles, dijeron oficiales de bomberos.

Agregaron que el incendio estaba contenido en un 19%. 

A algunos residentes se les permitió este sábado regresar a sus hogares debido a que el pronóstico de temperaturas más frías y vientos más suaves mejoró el panorama. 

"Estamos preparados para cualquier brote cuando ocurra", dijo el capitán de Bomberos de Los Ángeles Branden Silverman a los medios locales.

Parte del condado de Los Ángeles estaba cubierta de humo, lo que provocó un alerta sobre la calidad del aire. 

El incendio estalló el jueves por la noche por razones desconocidas y rápidamente se propagó en la ciudad de Sylmar, impulsado por la baja humedad y ráfagas conocidas como los vientos de Santa Ana. 

Alrededor de 1.000 bomberos, respaldados por helicópteros que arrojaban agua y aviones que lanzaban retardadores de fuego, combatieron las llamas, que forzaron el cierre de varias carreteras principales. 

La línea de metro local también fue cerrada, al igual que las escuelas y las empresas. 

"El hecho de que los miembros de la comunidad prestaron atención a las advertencias de evacuación temprana hizo una gran diferencia, permitiendo a los bomberos ingresar a esas comunidades y proteger las propiedades", dijo el viernes por la noche el jefe adjunto de bomberos del condado de Los Ángeles, Dave Richardson.

Aún así, algunos propietarios fueron vistos usando mangueras de jardín para tratar de apagar las llamas de sus propiedades, dijeron las autoridades.

Un hombre de unos 50 años murió de un ataque al corazón mientras luchaba por salvar su casa, dijeron los bomberos.

En otro incendio, en Calimesa, unos 100 kilómetros al este de Los Ángeles, murió una mujer de 89 años.

BUSCAR

NEWSLETTER

¡SEGUINOS!